Cuando el Ayuntamiento de Valencia fue bombardeado

El Consistorio recuerda con imágenes de gran formato el ataque de la aviación italiana hace 80 años

Foto instalada en la escalera principal del Ayuntamiento de Valencia.
Foto instalada en la escalera principal del Ayuntamiento de Valencia.MÒNICA TORRES

En la madrugada del 28 de mayo de 1937 una escuadrilla de aviones italianos S81 procedente de Palma de Mallorca bombardeó el centro de Valencia. Varios proyectiles alcanzaron el Ayuntamiento. Siete fotos de gran formato, colocadas en los puntos donde las explosiones causaron daños, pueden verse desde esta semana en la zona visitable del Consistorio, coincidiendo con el 80 aniversario del ataque, que tuvo lugar durante la Guerra Civil Española.

Más información
Los búnkeres que protegían a la República en Valencia
La Universitat de València recuerda la capitalidad republicana

En la misma incursión, la aviación fascista bombardeó el cruce entre la Gran Vía Marqués del Turia y la avenida del Reino de Valencia, la calle Baja —en el barrio del Carme— y la plaza del Ayuntamiento (llamada entonces Emilio Castelar, presidente de la I República española).

El Consistorio era un objetivo estratégico. Por entonces, entre noviembre de 1936 y octubre de 1937, el Gobierno republicano se hallaba en Valencia, y celebraba sus sesiones en el hemiciclo del Ayuntamiento. Después del bombardeo, ha recordado la concejal de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, las reuniones del Ejecutivo se trasladaron al edificio gótico de la Lonja.

Las fotografías originales, entre las que destaca la escalera principal del edificio cubierta de cascotes, proceden del Archivo del Partido Comunista de España, depositado en la Universidad Complutense de Madrid.

El montaje es una ampliación de la exposición Tempestad de hierro, abierta hasta julio en la sala de exposiciones del Ayuntamiento. Junto a ella fue inaugurada en abril la rehabilitación del refugio antiaéreo, con capacidad para 700 niños —el edificio albergaba también un colegio— que fue construido un año más tarde, en 1938, ante la persistencia de los ataques de aviones italianos y de la Alemania nazi.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Frente a ellos, en número insuficiente para frenarlos, volaban los pilotos republicanos a bordo de los cazas Polikarpov I-15 (soviéticos) y Grumman Ge-23 (de origen estadounidense aunque montados en Canadá), que tenían sus bases en Manises, Chiva y Llíria y llegaron a realizar vuelos nocturnos utilizando hogueras y faros de automóvil para iluminar las pistas.

La exposición recoge el testimonio del poeta Juan Gil-Albert sobre uno de los más de 400 bombardeos que azotaron la ciudad. "Un anochecer volvíamos de verla, aún en cama, cuando sonaron las sirenas. Estábamos en la Gran Vía, mi hermana, a la que llamo ahora Perséfona, y yo. Nos refugiamos en la planta baja de unos desconocidos que, con la puerta abierta, dejaban, afables, que les invadieran su hogar. Fuera, se iniciaron las explosiones y, el retumbar no muy lejano nos transmitía una vibración profunda como de trabajo de mina o de perforación de monte".

Desde noviembre del año pasado el Ayuntamiento de Valencia está celebrando el aniversario de la capitalidad republicana con distintas iniciativas. Una de ella es un recorrido, documentado por profesores de la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de València, por algunos de los edificios que albergaron edificios del Gobierno republicano.

El Consistorio que dirige Joan Ribó ha iniciado la publicación, además, de una obra organizada en tres volúmenes que analiza aquellos 11 meses de la vida de la ciudad desde el punto de vista político, económico, social y cultural, y en la que participan 14 especialistas.

Sobre la firma

I. Z.

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS