Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La composición parlamentaria en el Congreso de Diputados permitiría un Gobierno del cambio”

La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, en contra de la moción de censura a Rajoy por inviable

FOTO: Mónica Oltra, durante la entrevista. VÍDEO: Declaraciones de la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, el pasado sábado, tras un acto de Compromís.

Mónica Oltra (Neuss, Alemania, 1969) lidera Compromís, coalición de tres partidos que gobierna en la Comunidad Valenciana junto con los socialistas y el apoyo condicionado de Podemos. El Acuerdo del Botánico, que marca la hoja de ruta de la Generalitat Valenciana, fue ampliado el pasado enero con más de 200 medidas, principalmente económicas, cuyo objetivo es generar empleo y asegurar la salida de la crisis.

Pregunta. ¿Por qué han pedido que se aplace la moción de censura contra el presidente del Gobierno?

Respuesta. Porque ahora es inviable. No queremos que solo sea un intento de moción. Por eso pedimos tiempo, serenidad y diálogo; que la gente se pueda sentar a hablar sin apriorismos. Necesitamos escucharnos unos a otros, y si hay que poner encima de la mesa un acuerdo, pues hagámoslo. Vamos a sosegarnos todos, que los tiempos políticos son muy trepidantes, y hasta las noticias son a veces tan intensas como efímeras.

P. ¿Qué propone?

"Debemos abordar el debate territorial. Esto no puede ser un choque de trenes permanente"

R. Retomar el acuerdo del Prado y buscar un denominador común mínimo en el que todos estemos de acuerdo para echar a andar un Gobierno de cambio. Los episodios en los ministerios de Justicia e Interior son gravísimos. Que se hayan puesto al servicio de los investigados por corrupción en vez de ponerlos al servicio del Estado de derecho. Son síntomas de una democracia enferma. No es solo que haya corrupción, es que se ponen los mecanismos del Estado al servicio de tapar esa corrupción.

P. ¿Van a apoyarla aunque Podemos rechace su propuesta?

R. Sí, aunque no estoy de acuerdo con el planteamiento ni con el momento de la moción, queremos desalojar la corrupción del poder. Y contribuir a que salga adelante porque entiendo que no debemos frustrar más a los millones de personas que en las elecciones generales del año pasado y del anterior votaron por el cambio. Debemos ponernos a trabajar. Este país necesita un cambio de Gobierno. Este país tiene que desalojar las políticas antisociales, los recortes, tiene que desalojar del poder a aquellos que han dejado a miles de personas en la estacada, con muchos perdedores.

P. ¿Hay posibilidad real de un Gobierno del cambio, como lo llama usted?

“La herencia del PP en la Comunidad Valenciana es una ruina en diferido”

R. Sí. La composición parlamentaria en el Congreso de Diputados permitiría un Gobierno del cambio, pero hace falta que los partidos se sienten a hablar y pongan los intereses del país por delante de los intereses partidistas.

P. Usted ya hizo ese planteamiento.

R. Sí, pero creo que en política hay que intentar ser fiel a los principios de cada uno e intentar convencer. Compromís es una fuerza política muy perseverante, como hemos demostrado durante todos estos años, y el hecho de que no salga a la primera no quiere decir que no salga en otro momento. En ese sentido, seguimos haciendo didáctica para ver si convencemos a las suficientes fuerzas políticas para llevar adelante el objetivo.

P. ¿Se refiere a un Gobierno a la valenciana?

R. Exacto, un Gobierno cuyo primer eje es rescatar personas que se han quedado por el camino en esta perversa gestión de la crisis. Aquí ya hay más de un millón de personas que no pagan el copago farmacéutico que impuso Rajoy. Pero la solución no es que nosotros pongamos un parche a esto, la solución es que se derogue el copago, y para eso hace falta una mayoría en el Gobierno de España. Aquí ya hay miles de personas mayores en residencias a los que les hemos devuelto la paga extraordinaria que el Partido Popular confiscó; aquí las personas con discapacidad o que van a un centro de día ya no tienen que pagar. Aquí los niños tienen los libros gratuitos y eso ha permitido a familias con pocos recursos un respiro en septiembre.

P. ¿Es posible ahora el acuerdo con Pedro Sánchez?

“La Fórmula 1 la vamos a estar pagando hasta el año 2023”

R. Desde luego es más fácil porque está claro quién dio el apoyo a Rajoy.

P. ¿Lo ve al frente de ese Gobierno del cambio?

R. Primero se tiene que ver él. Vamos a plantear sobre qué base política. Yo veo a las personas en función de un acuerdo político previo. Como aquí, que primero fue el qué y luego el quién. Y eso vale para todos los casos y todos los gobiernos.

P. ¿Se arrepiente usted de no haberlo apoyado en el pasado?

R. En aquel momento se hizo lo único que se podía hacer porque no hubo negociación. El PSOE no tuvo la suficiente mano izquierda para que todo el mundo se sintiera tratado con respeto. Nadie tiene una bola de cristal.

P. ¿Qué lección sacó de aquellos momentos?

R. Que debemos aprender de los procesos para que no vuelvan a pasar. Creo que a la gente de este país, la gente que nos necesita, la que necesita las políticas del cambio ya no le quedan muchas posibilidades, no debemos frustrar esas expectativas. Hace falta un liderazgo, un relato político alternativo al Partido Popular. Y debemos abordar el debate territorial. Esto no puede ser un choque de trenes permanente. Eso vale para todos. Y si hace falta, caminar hacia un modelo federal que haga que todos los territorios estén a gusto.

P. A pesar de todo el Partido Popular sigue siendo el más votado

R. Todo hay que verlo con perspectiva. En esta comunidad hay más gente que no vota al PP que gente que lo vota. Eso no era así hace unos años. El PP ha bajado muchísimo en todas las convocatorias. Ha pasado de más de la mitad de los votos a tener el 30%. Los tiempos de las personas no son los tiempos políticos. El proceso interno, a veces, es más largo. Cuando una persona cambia de voto tiene un sentimiento de responsabilidad o de culpa por haber contribuido al lamentable espectáculo de corrupción que ha dado el PP en esta comunidad. Cuesta asumir. Por eso siempre intento quitar la culpa de este escenario.

P. ¿Qué quiere decir?

R. Nadie votó al PP para que instalara la corrupción en las instituciones ni para que nos engañaran ni saquearan ni despilfarraran nuestro dinero. Nadie se debe sentir responsable de lo que hicieron los dirigentes populares. Pero sí que es necesario aplicarles un correctivo. Que es lo que hizo la ciudadanía cuando los dejo caer y pasaron de tener 55 diputados a tener 31. Es una debacle importante.

P. Estamos en el ecuador de la legislatura y la oposición la acusa de defenderse de su “mala”gestión acusando al PP.

R. Claro, pero se trata de hechos. Hace pocos días salió una sentencia por uno de los empastres [pufo] del PP, en este caso, por la autovía de la Vega Baja, que condena a la Generalitat a pagar nueve millones de euros. No tenemos la autovía y tenemos que pagar por una gestión nefasta. Cuando se fueron hace dos años no se acabó todo. La Fórmula 1 la vamos a estar pagando hasta el año 2023 y son 7 millones de euros al año. Es uno de los regalitos que nos han dejado. Cada día hay un problema nuevo que viene derivado de su gestión. La herencia del PP no terminó el 24 de mayo del 2015 ni el 30 de junio, cuando empezamos a gobernar. La herencia del PP es una ruina en diferido, que viene de la época anterior, pero que sufrimos hoy. Los efectos los padecemos hoy; luego es presente, no pasado.

P. ¿Tan mal lo hicieron?

R. Ha sido más peligrosa la mala gestión que incluso la corrupción, que ya es decir. Más peligrosos por incompetentes que por corruptos. Yo pongo un ejemplo muy claro. Cuando llegué a la consejería pedí los correos electrónicos de los ayuntamientos. No había. Y tenemos servicios sociales en todos. Cómo nos estábamos comunicando, pregunté. Va más allá de una cuestión ideológica, es pura gestión. El caos estaba instalado en las instituciones

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información