Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santos Campano afirma que falsificaron su firma en los convenios de formación del ‘caso Aneri’

El expresidente de la Cámara de Comercio y la antigua directora de formación del CEIM aseguran que ni conocían ni trabajaron con Aneri

Transcurso de la Comisión de investigación caso 'Aneri' en el turno de declaracion de Salvador Santos, en la Asamblea de Madrid. Ampliar foto
Transcurso de la Comisión de investigación caso 'Aneri' en el turno de declaracion de Salvador Santos, en la Asamblea de Madrid.

Salvador Santos Campano ha afirmado este viernes que falsificaron su firma en los convenios suscritos por la Cámara de Comercio Madrid y las asociaciones empresariales que impartían cursos de formación. Santos Campano, que presidió la institución entre 2007 y 2011, ha respondido de esta manera cuando Miguel Ongil, diputado de Podemos, le ha mostrado un documento con su rúbrica en la segunda jornada de la comisión de investigación por el caso Aneri en la Asamblea. Tanto él como María Jesús Casado, directora de formación del CEIM (la patronal madrileña) entre 2008 y 2015 han negado que conocieran a Aneri. Casado, además, ha rechazado que su organización trabajara con el responsable del presunto fraude en las subvenciones de los cursos en el que está imputado Alfonso Tezanos, exalto cargo de la CEIM.

“Esa firma no es mía, ha podido llegar ahí de muchas formas. Nunca en mi vida he firmado ese contrato porque yo no firmaba convenios de formación”, ha exclamado Santos Campano cuando Ongil se ha acercado hasta la tarima para mostrarle una copia del documento. A continuación, ha sido Juan Rubio, parlamentario de Ciudadanos, quien ha exhibido otros dos convenios de formación subvencionados en los que aparece la rúbrica de Santos Campano. El expresidente de la Cámara de Comercio, dedicado toda su vida al negocio de la pastelería, ha variado entonces su argumento: “Solo he firmado convenios de colaboración, otra cosa es que en su desarrollo aparecieran temas de formación”.

Todos los grupos han acusado a Santos Campano de mentir. Especialmente dura ha sido Encarnación Moya, diputada del PSOE: “Son contratos de retorno. El 50% de lo que pagaban las empresas por la formación volvía a ellas a través de estos convenios”. El compareciente lo ha negado y ha acusado a Moya de cambiar sus declaraciones. Además, ha explicado que la Cámara de Comercio ya daba cursos de formación antes de que existieran las subvenciones. Moya ha demandado a la Comunidad que si se demuestra que Santos Campano firmó este tipo de contratos, le retire la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo que le concedió en 2012. El empresario, que además ha sido vicepresidente de la CEIM durante 30 años, ha asegurado que jamás conoció a Aneri y que las empresas del cordobés nunca tuvieron relación con la Cámara de Comercio mientras él la presidía.

En los mismos términos ha transcurrido la comparecencia de la que fuera directora de formación del CEIM de 2008 a 2015. María Jesús Casado, que acudió a la sala con su hija, ha confirmado que ella jamás conoció a José Luis Aneri y que sus empresas jamás fueron contratadas por la patronal madrileña, que realizaba estos cursos con la Cámara de Comercio. “Esto se puede ver en los expedientes presentados por las empresas que colaboraban con la CEIM”. Casado ha explicado que ella solo se encargaba del seguimiento técnico del plan de formación y de los resultados de los alumnos. “Mi labor era garantizar la máxima calidad de los cursos y que se realizaran conforme a la norma. Me sorprendió que sucediera, pero el caso de Aneri es diferente porque cada organización tiene su propio plan”, ha justificado Casado, ahora desempleada según ha indicado durante su comparecencia.

Documento con la firma de Santos Campano aportado por Podemos
Documento con la firma de Santos Campano aportado por Podemos

Segundo día de comisión

La segunda jornada de la comisión creada en la Asamblea para investigar el fraude de los cursos de formación en Madrid se ha cerrado con la intervención de Valentín Bote. El que fuese director general de Estrategia y Empleo de la Comunidad entre 2007 y 2013 ha defendido el protocolo de seguimiento que se aplicaba y ha confirmado que se reforzó cuando saltó el caso Aneri. El exdirectivo ha asegurado que su departamento no solo cumplió con la norma de seguimiento, sino que la extendió: “Había un requisito del 5% y se realizó un 87% en la última convocatoria”. Y ha añadido: “Si Aneri simula la conexión (por Internet) de un alumno, da igual que el técnico se conecte 40 veces porque no va a observar nada erróneo”. Bote también ha confirmado que ni él ni sus técnicos hablaron jamás con las asociaciones afectadas.

La trama del caso Aneri, que saltó a la luz a finales de 2013, multiplicó el número de alumnos con identidades falsas para justificar los cursos de formación en línea. Según el sumario del caso, cuya investigación dirige el juzgado de Instrucción 9 de Madrid, Aneri utilizó hasta 40 empresas pantalla a su nombre o de testaferros para conseguir las subvenciones. Obtuvo al menos 15 millones de euros entre fondos regionales (4,4 millones) y estatales. Las investigaciones provocaron una docena de detenidos en 2014, entre ellos Aneri y Tezanos, exvocal de la junta directiva de la patronal y expresidente de la comisión de formación de la Cámara de Comercio.

Investigado por inflar facturas

El juzgado de instrucción 46 de Madrid imputó en septiembre del año pasado a Santos Campano tras detectar indicios de que se infló costes en las facturas para justificar una subvención de 487.000 euros concedida en 2015 por la Comunidad para impartir cursos a trabajadores madrileños. En la investigación también se encuentran la Cámara de Comercio, su expresidente Arturo Fernández (sustituyó a Santos Campano) y el Instituto de Formación Empresarial (IFE). Santos Campano asegura que no tiene nada que ver con dicha irregularidad y que la juez ya ha indicado que la responsabilidad corresponde a sus sucesores.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram