ANA BELÉN

Ana Belén, un personaje de cine

La Acadèmia del Cinema Català homenajea a la multidisciplinar intérprete, Goya de Honor 2017

Ana Belén es una auténtica mujer orquesta. 50 años dentro del oficio donde ha sido actriz, cantante y directora pero, sobre todo, un símbolo, una radiografía de la historia reciente de España. El pasado mes de febrero, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España la reconoció como “un referente de muchas generaciones y un rostro y voz imprescindible de nuestra cinematografía”, con motivo de la entrega del Goya de Honor de manos de Fernando Colomo, uno de sus innumerables instructores. Por este motivo, la Acadèmia del Cinema Català ha rendido un homenaje a la intérprete en la Antigua Fábrica Estrella Damm, en Barcelona, acompañada por Isona Passola, presidenta de la Acadèmia del Cinema Català, Nora Novas, vicepresidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, y el Gaudí de Honor de este año, el actor Josep Maria Pou.

Ana Belén, entre Isona Passola y Josep Maria Pou.
Ana Belén, entre Isona Passola y Josep Maria Pou.Martín E. Berenguer

“Con tantos años de carrera a las espaldas, tengo la suerte de trabajar aún en lo que me gusta, de esperar nuevos papeles, de que vendrá un nuevo gran personaje”, ha comenzado a decir la actriz, y ha dado las gracias a esa “familia" que le ha enseñado tanto de la profesión, pero "ante todo, sobre la vida”. La artista debutó con Zampo y yo, en 1965 bajo las directrices de Luis Lucia Mingarro. Luego, más de 50 películas se han sumado a su filmografía y cuenta con cinco nominaciones a los Goya. No obstante, no fue hasta el año pasado cuando recibió “la llamada”. “Pensé en ese momento que habían llamado a otra y no estaba (risas). No lo esperas. Mi gran alegría no fue el premio en sí, sino que me lo dieran mis compañeros de profesión”, ha añadido la actriz mientras recordaba el discurso que ofició durante la ceremonia. “No quería dejarme a nadie. Era un agradecimiento desde la primera persona hasta la última. Muchos se quejaron de que me pasé de tiempo, pero fue menos que el de Antonio Banderas”.

La recordada “sonrisa del PCE” reconoce que “cada cosa tiene su momento” y que ha tratado de no mezclar una etapa en la que estaba haciendo cine con música, aunque siempre ha tirado de su faceta como intérprete para otros trabajos. “Yo soy una intérprete, cada canción la hago desde mi faceta de actriz”. Una faceta que realmente descubrió cuando empezó a trabajar en el teatro con 15 años de la mano de Miguel Narros, que puso en sus manos los textos del dramaturgo Tennessee Williams. “La lectura te abre mundos, te abre caminos, todos deberíamos leer más”, ha apuntado mientras recordaba Yuki el Temerario, su tebeo favorito cuando era niña.

Sobre la reciente bajada del IVA en los conciertos y en los espectáculos teatrales, reconoce que como actriz de teatro se siente feliz, pero como cineasta se ve agraviada. “No lo veo serio, son como propinillas que nos van dando. ¿Para esto hemos salido tanto, para este momento de ‘mierdeo’?”. Ana Belén anima a perder el miedo, a involucrarse y a reclamar, a poner la cultura en primera línea como escaparate del país. “Mi naturaleza me hace tener esperanza, creo en la gente”. Una esperanza que también espera que se aplique en el proceso soberanista de Cataluña, algo que “concierne a la gente que vive aquí en Cataluña”, aunque sienta pena de que haya llegado a este punto, de que “se hayan dejado podrir tanto las relaciones”

Más información

Su reivindicación también se ha trasladado al papel de la mujer en el cine. “Es cierto que hay más mujeres en todos los cargos. Ya puedes encontrar una mujer como técnica de luz u otros cargos importantes, pero creo que aún hay que entenderlo muy profundamente, aún no existe la paridad entre hombres y mujeres”. Después de 12 años de parón, su última película fue en 2016, La reina de España, de Fernando Trueba. La actriz ha confirmado que su próximo proyecto comenzará a rodarse en septiembre de este año, aunque no ha querido dar más detalles. Por lo pronto, la Filmoteca de Cataluña proyecta este jueves El vuelo de Paloma, una comedia coral dirigida por José Luis García Sánchez, por la que obtuvo su segunda nominación a los Goya.

Isona Passola, la presidenta de la Acadèmia del Cinema Català también ha destacado la faceta como directora de Ana Belén con su película Cómo ser mujer y no morir en el intento, en 1991, por la que también obtuvo una nominación a los Goya en la categoría de Mejor dirección novel. “Es un referente para toda una generación, y su abertura ideológica se agradece mucho en Cataluña”. Por su parte, la actriz Nora Navas ha declarado su admiración por la artista: “Ana Belén es como una actriz inglesa, ha tocado todos los palos”.

“Ana Belén es una manera de entender la profesión”, ha señalado el actor catalán Josep Maria Pou, que recibió el Gaudí de Honor 2017. Por su parte, el actor será homenajeado por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España el próximo 26 de abril en la capital madrileña y participará en un coloquio posterior a la proyección de Amic Amat (1999), de Ventura Pons.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50