Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ricard Ruiz Garzón y Francisco Díaz Valladares ganan el Edebé de literatura infantil y juvenil

El galardón cumple 25 años reconociendo dos obras sobre inmigración y explotación de la naturaleza

Ricard Ruiz Garzón ha guanyat el premi Edebé de literatura infantil.
Ricard Ruiz Garzón ha guanyat el premi Edebé de literatura infantil.

Los escritores Ricard Ruiz Garzón (Barcelona, 1973) y Francisco Díaz Valladares (Sevilla, 1950), han ganado este jueves el Premio Edebé de Literatura Infantil y Juvenil, que esta edición celebra su 25 aniversario.

Ruiz Garzón ha conseguido el galardón de Literatura Infantil con La Inmortal, una obra protagonizada por Judit, una niña de casi 12 años apasionada por el dibujo. Judit vive en Ginebra con su abuelo y su madre, aunque le gustaría poder ver a su padre con más asiduidad. Además, la protagonista, dibujando en un parque, descubre el ajedrez. La niña aprende que las partidas se parecen mucho a la vida real. Judit conoce a través de esta nueva afición a muchos compañeros, como un iraní con turbante blanco o un adolescente con muchos pendientes.

La protagonista aprenderá que en el juego del ajedrez, como en la vida, cada partida cuenta, y que lo importante es no rendirse nunca. Un misterioso narrador desgrana la historia, en la que la inmigración ilegal y la lucha contra el terrorismo están muy presentes, según ha anunciado este jueves Edebé. El premio encumbra a Ruiz Garzón, escritor, periodista y profesor en la Escuela de Escritura del Ateneu Barcelonès. Ruiz Garzón ganó el premio Miradas 2006 por Las voces del laberinto (Plaza 6 Janés / Debolsillo) y el Ramon Muntaner 2016 por Herba negra (Fanbooks, con Salvador Macip). "No solo habla sobre la inmigración y el ajedrez. También sobre ganar, perder, y jugar. Hay niños egoístas, algunos incluso se converiten en presidentes de los Estados Unidos, que se olvidan de que hay otros niños que necesitan su ayuda. La novela habla de valores como el sacrificio o el debate entre ciencia y religión", ha explicado Ruiz Garzón. Además, la famosa ajedrecista Judit Pólgar es un personaje de la novela. "Siempre me ha encantando la relación entre ajedrez y literatura. El primer premio que gané en mi vida fue un concurso de ajedrez", ha añadido el autor de La inmortal.  La novela está estructura a partir de los días de la semana, y la trama se complica a través de notas misteriosas.

Francisco Díaz Valladares.
Francisco Díaz Valladares.

Díaz Valladares, en cambio, ha ganado el Premio Edebé de Literatura Juvenil con la novela de acción Tras la sombra del brujo. Un joven llamado Julen toma las riendas de la obra. El chico vive en Estados Unidos, pero se enorgullece de su pasado africano. Pasó su infancia allí y recuerda a familiares y amigos que dejó en África, como su abuelo, que trabaja de antropólogo, o su “hermana” masai, Élodi. A Julen le encanta viajar a África, aunque todo se trunca cuando un viejo león solitario empieza a matar a seres humanos de los poblados cercanos.

Un brujo muy manipulador, Buku, ha convencido a todos los vecinos de que el anciano antropólogo tiene la culpa de las muertes. Julen y su abuelo intentarán demostrar que Buku se equivoca en una novela que retrata, a la vez, la riqueza de los paisajes africanos así como los problemas que conlleva explotar la naturaleza. Díaz Valladares ha publicado en Edebé El secreto de Pulau Karang, El vuelo del Blue Shadow y La hija de Tuareg. El narrador también ha ganado el Premio CCEI con La colina (Editorial Edelvives) o el Premio Alandar con Antares (Ed. Edelvives). "Para escribir la novela me pregunté: ¿Cómo puedo llegar a un chaval joven? Lo primero que hacen al llegar a casa es dejar la maleta y enchufar el ordenador. Pensé que tenía que ponerles entre las manos algo que compitiese con eso. La literatura no es un muro, es un camino para empezar a andar", ha relatado Díaz Valladares.

Los autores recibirán una dotación económica de 55.000 euros; 30.000 para la obra juvenil premiada y 25.000 para el manuscrito infantil. Según las bases, pueden presentarse originales escritos en las cuatro lenguas oficiales del Estado. De hecho, en esta edición concursaban 300 originales enviados desde España y América Latina: 258 escritos en castellano, 30 en gallego y 5 en euskera.

La Editorial celebra el 25 aniversario del premio con 117 ediciones internacionales y traducciones en 24 países. El galardón nació en enero de 1993 y en esa primera edición, junto a un consagrado Gabriel Janer Manila, también resultó premiado un todavía desconocido Carlos Ruiz Zafón. Con 28 años, el autor de la saga superventas de La sombra del viento sedujo al jurado gracias a El Príncipe de la Niebla, un trabajo de tintes góticos. Otras dos obras ganadoras, La isla de Bowen, de César Mallorquí, y la descarnada Palabras envenenadas, de Maite Carranza, han obtenido también el Premio de Literatura Infantil y Juvenil que otorga el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte.