Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sabadell inicia el trámite para declarar nulo el servicio de basuras

El Ayuntamiento detecta un sobrecoste de 6 millones de euros desde 2012 por parte de la empresa de recogida de residuos Smatsa

Operarios de recogida de residuos en una imagen de archivo.
Operarios de recogida de residuos en una imagen de archivo.

El Ayuntamiento de Sabadell da los primeros pasos para declarar nulo el contrato de recogida de residuos que tiene desde 2012 con la empresa Smatsa. El concejal de Espacio Público, Xavier Guerrero, ha explicado este miércoles que el consistorio pedirá a la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat la nulidad del contrato de servicios de limpieza viaria y recogida de residuos al detectar un sobrecoste de seis millones de euros desde que se firmó la adjudicación.

Guerrero ha detallado que más de dos millones de este sobrecoste se refieren a los incrementos salariales aplicados a la plantilla de 400 empleados de Smatsa, que en vez de ser del 3,4% fueron del 6,35%. También se imputan "costes de vestuario a personal que no lo utiliza" y un ingreso de 456 euros diarios al gerente cuando debería ser la mitad, entre otros conceptos. El consistorio apunta que el resto de sobrecostes proviene de incrementos en conceptos como el IPC o gastos añadidos.

El concejal de Nueva Economía y Servicios Centrales, Albert Boada, ha explicado además que la forma jurídica del contrato podría ser errónea, y que sobre esto el Ayuntamiento basa la petición de nulidad. El contrato en vigor, por 15 años y cinco años prorrogables, es una concesión, mientras que el consistorio asegura que, por la naturaleza del contrato, debería ser de servicios, es decir, por cuatro años más dos prorrogables.

En este sentido, Boada ha dicho que Smatsa "tenía garantizado unos cobros de 18 millones de euros anuales", es decir, un contrato de más de 250 millones de euros. Por este motivo, en el momento de la adjudicación, la empresa debería haber depositado un aval del 5% -12,8 millones de euros-, pero solo certificaron 600.000 euros, lo que, según Boada, ponía en riesgo la situación del servicio, ya que si la empresa entrara en quiebra no estaría asegurada la actuación.

Además de pedir la anulación del contrato, el Ayuntamiento ha entregado "todos los informes y trabajos llevados a cabo" al juzgado de instrucción 1 de Sabadell, ya que cabe la posibilidad de que guarde relación con la pieza 28 del caso Mercurio, que se refiere a supuestas irregularidades en la adjudicación del servicio de recogida de residuos.

El contrato de este servicio, el más importante del consistorio (representa el 10,85% del presupuesto municipal), está fiscalizado por el Ayuntamiento desde que Sabadell, junto con otros cuatro municipios del Área Metropolitana como Cerdanyola o Ripollet, firmaron un convenio para avanzar en la gestión directa de los servicios municipales. Cuando una investigación de este periódico destapó una estafa de 800.000 euros en el servicio de recogida de basuras en Barcelona, Ayuntamientos como los de Sabadell, Igualada o Badalona ya tenían en marcha auditorías para comprobar que el servicio prestado se ajusta a lo pactado. De anularse el contrato en Sabadell, lo que podría ocurrir en un plazo máximo de seis meses, el consistorio haría "un estudio económico financiero" para saber cuál es la mejor manera de gestionar el servicio de limpieza viaria y recogida de la basura, ha explicado Boada.