La Generalitat desafía otra vez al Estado con la nueva Ley de Comercio

El Gobierno catalán aprueba el proyecto sin corregir elementos suspendidos por el Constitucional

El consejero de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget.
El consejero de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget.Albert Garcia

El Gobierno catalán ha aprobado hoy el proyecto de la nueva Ley de Comercio, con la que pretende poner fin a la suspensión de parte de la regulación anterior por parte del Tribunal Constitucional. El nuevo articulado, no obstante, mantiene elementos similares a los que llevaron al Ejecutivo central a presentar un recurso contra la ley autonómica, al considerarla excesivamente restrictiva.

En el articulado aprobado hoy en la reunión del Consell Executiu se amplía, por ejemplo, de 72 a 75 horas el máximo de horas que un establecimiento comercial puede abrir a la semana, mientras que la legislación estatal fija un mínimo de 90 horas. Asimismo, solo deja que las tiendas de menos de 150 metros cuadrados abran en domingo y festivos, mientras que el Gobierno del PP fijó que podían ser aquellas de hasta 300 metros cuadrados. Otro punto que puede ser polémico es el número de festivos en el que está permitido que abran comercios: Cataluña dejará que sean 10 (ocho de elección autonómica y dos más escogidos por los municipios), a excepción de los municipios turísticos. La normativa estatal fija doce festivos anuales de libre apertura

Elementos como ese abren la puerta a que el Gobierno abra un nuevo contencioso contra la norma catalana en el Tribunal Constitucional. El consejero de Empresa, Jordi Baiget, ha asegurado que la elaboración de la ley se ha hecho pensando "en comerciantes y consumidores y no en si habrá recurso ante el Tribunal Constitucional". En su opinión, la ley respeta las "competencias exclusivas" que tiene la Generalitat en materia de comercio.

"Haremos la prueba de algodón con esa voluntad de diálogo", ha dicho Baiget acerca de la posibilidad de que la negociación de la ley de comercio pueda incorporarse a las negociaciones entre las administraciones del Estado y de la Generalitat, una de las prioridades que ha puesto sobre su mesa Mariano Rajoy desde que fue investido presidente del Gobierno.

La nueva ley también regula nuevos ámbitos. Asume la liberalización de las rebajas propugnadas por el Gobierno central y solo "recomienda" a los comercios que pueda haber dos periodos, uno para la campaña de invierno y otra para el verano. También regula por primera vez los espacios de degustación en comercios de alimentación, que serán posibles siempre y cuando estos no ocupen más de un tercio de la superficie total de venta del establecimiento.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción