El consejero de Medio Ambiente dice que no conoce “de nada a Marjaliza”

Jaime González Taboada se desvincula en la Asamblea por completo de las posibles irregularidades en la gestión del plan Prisma

El consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, con Cristina Cifuentes en una foto de archivo
El consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, con Cristina Cifuentes en una foto de archivoSamuel Sánchez

El consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, ha declarado hoy ante la comisión de investigación de la corrupción la Asamblea de Madrid, en relación con la gestión del plan regional de inversiones Prisma 2006-2007. Taboada era en aquel momento director general de Cooperación con la Administración Local y formaba parte de la mesa de contratación de la empresa pública Arpegio. Desde su puesto gestionaba el Prisma, hasta que el Gobierno regional decidió contratar a una empresa privada (Dusa), debido a que Arpegio no tenía suficiente personal ni recursos para hacerlo.

Taboada se ha desvinculado de David Marjaliza, investigado por la Púnica, y de Francisco Granados, en aquella época consejero de Presidencia y responsable de la empresa pública Arpegio. De Marjaliza ha dicho que no le conoce de "nada". "Ni le pongo cara, ni me he tomado nunca una copa con él", ha matizado.

Más información

Con Granados existía una relación laboral "no personal". Nunca habló con él sobre ninguna adjudicación. "Comentábamos los problemas de los ayuntamientos", ha dicho. Al mismo tiempo, ha negado que le hubieran presionado en algún momento para realizar ninguna adjudicación. "Si esto es así ¿por qué ha dicho Marjaliza que usted mangoneaba?", le ha espetado Ángel Zafra de Ciudadanos. "Eso mismo me llevo preguntando yo desde que lo dijo", ha contestado. Ha recordado que le ha interpuesto una querella por ese motivo. Sin embargo, no ha querido informar sobre el estado en que se encuentra la denuncia, "porque es personal", pero al mismo tiempo ha dejado caer que la está pagando él y que "ha avanzado".

Las preguntas sobre la factura de 16,5 millones de euros de gastos del Prisma 2006-2007 y que la Intervención de la Comunidad de Madrid se ha negado a aprobar, ha provocado cierta crispación. Sobre todo cuando Taboada ha recordado a la diputada del PSOE Encarnación Moya que todos se apuntaban a las inauguraciones, "incluso usted". El recibo, que pagó Arpegio pero que no asume la Comunidad de Madrid, incluye abonos de 3,3 millones en primeras piedras de obras y un despliegue mediático en el que llegaron a pagarse 852.000 euros por varios vídeos propagandísticos, 65.000 en teléfono, 75.000 en material de oficina o 96.000 en supermercado, farmacia y pequeños enseres.

En opinión de Moya, esta factura "de la que no se quiere hacer cargo nadie y por la que no se puede liquidar el Prisma 2006-2007" es una muestra del coladero de dinero público en el que se convirtieron algunas empresas públicas. Taboada ha explicado que desde su puesto lo único que podían hacer era trasladar el recibo.

El PSOE le ha recordado al mismo tiempo que ellos creen que la gestión del Prisma 2006 y 2007, que Arpegio encargó a una empresa privada, era una "operación perfectamente planificada". Taboada, sin embargo, ha vuelto a indicar que, en eso, tampoco tuvo nada que ver. "A mí nadie me preguntó, porque no era de mi competencia, yo era un director general". 

"Esos fastos, esas juergas que usted dice, a los que los alcaldes socialistas se apuntaban los primeros, todo el mundo acudía", ha manifestado el consejero en referencia a la polémica factura. Luego ha aclarado que a él la entrega de una infraestructura necesaria para un pueblo de 12 millones de euros no le parecía ni un fasto ni una juerga.  "Y allí estaban sus compañeros y ustedes, fastos y juergas para todos o para ninguno", ha puntualizado.

En cuanto a si se desperdició dinero, en por ejemplo un plan de publicidad por 800.000 euros a una empresa vinculada con la Púnica, Taboada no sabe si es mucho o poco, porque también desconoce el tiempo que duró y los servicios que incluía. "Eso no era cosa nuestra, lo pagaba Arpegio, no soy yo quien lo tiene que valorar. Ni me preguntaban si era correcto, ni por las empresas ni por nada", se ha continuado desmarcando. 

 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50