Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez indaga si Pujol hijo pagó una mordida del 3% en Argelia

Un alcalde de CiU que colaboró en el negocio admite a EL PAÍS que le exigieron el pago de una comisión

Jordi Pujol Ferrusola.
Jordi Pujol Ferrusola.

Jordi Pujol Ferrusola intentó hacer negocios en el sector público de Argelia. Pero topó con el 3%. Un familiar del ministro de Industria de ese país exigió el pago de una mordida para adjudicar a Isolux-Corsán la construcción de unos polígonos industriales. Así se desprende de unos correos hallados por la Guardia Civil y así lo admite a EL PAÍS la persona de la que Pujol se valió para poner pie en Argelia: Josep Tarin, alcalde de Talamanca por CiU y consultor. Tarin niega que se pagara la comisión ilícita. Pero la información ya está en manos del juez de la Audiencia Nacional que investiga si la fortuna de los Pujol procede, precisamente, del cobro de comisiones.

En su afán por hallar oportunidades de negocio en medio mundo, y como “intermediario” de Isolux-Corsán, Jordi Pujol hijo se enteró de que el Gobierno de Argelia iba a licitar 52 polígonos industriales por todo el país. Y pidió ayuda al alcalde de Talamanca, un pueblo de 150 habitantes que Tarin gobierna desde 2003. “No nos conocíamos. Supongo que le dieron referencias porque llevo proyectos en Argelia desde hace 10 años”. Tarin compró las plicas y, el 14 de octubre de 2013 se reunió con un pariente del ministro de Industria, Amara Benyounès.

La reunión aparece detallada en un correo que Tarin envió a Pujol y a un apoderado de la constructora. Ese y otros cuatro e-mails no han aparecido en el seno del caso Pujol; su hallazgo ha sido casual. En los registros por las irregularidades en las obras del AVE en Barcelona, la Guardia Civil se hizo con el servidor de Isolux-Corsán. Tres correos aluden a Argelia y otro más, a Paraguay. El fiscal del caso AVE sospecha que su contenido alude a “algún tipo de comisiones ilícitas a personas que pudieran influir en las autoridades públicas licitadoras en diferentes países”. Por eso lo ha remitido al juez José de la Mata, de la Audiencia Nacional, que ya investiga los negocios millonarios de Pujol hijo como comisionista y a la familia del expresident por blanqueo.

“Mantengo reunión con el representante del lobby en su despacho. Piden un 3,5% y pago en Dubái, en euros y al momento de firmar el contrato de adjudicación”, detalla Tarin en el correo. El alcalde se queja de que es “un porcentaje alto” y “una forma de pago poco segura”. Y agrega otro dato: “Se acordó que los polígonos que nos adjudicaríamos serían los de Ouargla, Temouchent y Relizane”.

En conversación con este diario, Tarin admite los hechos: “Me vi con un primo, creo, del ministro. Me dijo que si la empresa quería que se le adjudicara, teníamos que pagar una comisión. Es el tercer mundo, no es un país ordenado como el nuestro”, agrega. Matiza, sin embargo, que la empresa no pagó y que se presentó, sin éxito, al concurso. Pero del mismo correo se deduce otra realidad: que una semana después, volvió a reunirse con “el representante del lobby” para exponerle sus “matizaciones a la propuesta”, que pasaban por pagar el 3,5% pero en obras futuras. El supuesto primo le dio calabazas: “Su cara ya reflejaba el fracaso de nuestra propuesta”.

El segundo correo entre directivos de Isolux-Corsán da cuenta de “la información que les ha llegado de Jordi Pujol”, señala la Guardia Civil. Antes de la exigencia de la mordida, el primogénito se había reunido con el ministro y éste le había informado de que “está pensando limitar las adjudicaciones por polígonos a dos por empresa”. El tercer correo sobre Argelia lo escribió el propio Pujol Ferrusola a los dos máximos responsables de Isolux-Corsán: su presidente, Luis Delso —imputado en la Audiencia Nacional por pagos a Pujol hijo— y el consejero delegado. “Te paso la lista de las empresas que se han presentado. A partir de la semana próxima espero poder empezar a decirte cosas más concretas. Recuerdos”, dice el primogénito, que firma el correo como “Jordi Pujol” y les propone una reunión sobre otros negocios en Ecuador y Jordania.

El hombre de Isolux-Corsán en el extranjero

Los correos avalan la tesis de que Jordi Pujol hijo era un hombre de referencia de Isolux-Corsán para proyectos en el extranjero. En la causa abierta en la Audiencia Nacional, el juez cree acreditado que la constructora pagó 14 millones al primogénito por un proyecto en México y otros 1,9 millones “sin justificar” por su supuesta mediación en negocios internacionales. La investigación sospecha que los pagos esconden el cobro de comisiones a cambio de la influencia de Pujol hijo en adjudicaciones públicas. Además de Argelia, en los correos figura una propuesta de Pujol a Isolux para buscar negocios en Paraguay. Propone cobrar una comisión del 2% por proyecto.