Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La calidad del aire empeora en Barcelona

El Ayuntamiento alerta de que los principales indicadores están por encima de los registros que marca la OMS

Barcelona cubierta por una densa capa de contaminación atmosférica
Barcelona cubierta por una densa capa de contaminación atmosférica

La mala calidad del aire en Barcelona ha puesto en alerta a los responsables de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB). El último informe sobre la salud en la ciudad constata que todos los indicadores de contaminación empeoraron en 2015. La media anual de dióxido de nitrógeno ha aumentado un 11%, la de partículas PM10, un 13% y otros contaminantes críticos como las partículas más finas también se ha incrementado un 16%. La comisionada de Salud de Ayuntamiento, Gemma Tarafa, alertó ayer de que estos indicadores revierten en una peor salud de los barceloneses. “Este tema nos preocupa porque la contaminación provoca muertes”, advirtió.

La ASPB anunció que, pese a que casi todos los indicadores de calidad del aire están por debajo de los registros que dicta la UE, superan todavía el umbral recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el caso del dióxido de nitrógeno se sobrepasan incluso los límites legales marcados por la UE. “Tal y como evoluciona Barcelona son indicadores alarmantes”, reconoció la segunda teniente de alcalde, Laia Ortiz, que vinculó especialmente la contaminación con el volumen del tránsito rodado. El informe añade además que el empeoramiento de la calidad del aire “podría ser atribuible a una mayor intensidad de las actividades económicas”.

En este sentido, la ASPB alerta del riesgo que supone para la salud la mala calidad del aire. “La literatura científica constata la vinculación entre la contaminación y enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares o la fertilidad”, apuntó Carme Borrell, de la ASPB. Según el informe, la contaminación atmosférica y las partículas nocivas “han sido clasificados como carcinógenos para los humanos”. Las enfermedades respiratorias y el cáncer de pulmón también son otras de las causas más frecuentes de muertes prematuras atribuibles a la contaminación.

El Ayuntamiento avanzó ayer que ultima un plan de choque para reducir la contaminación, aunque no especificó detalles. “Se está haciendo un plan de acción que contempla medidas como la reducción de la circulación o la pacificación de las calles”, indicó Ortiz.

Desigualdades “estables”


El informe también constata que las desigualdades en salud entre los barrios de Barcelona se mantienen. Ha pasado un año desde que el consistorio detectase un grupo de 18 barrios con peores indicadores de salud que el resto y, aunque se han mejorado elementos como la incidencia de la tuberculosis o la esperanza de vida, Tarafa advirtió que las desigualdades están “estables”. La comisionada justificó que ha pasado muy poco tiempo desde que el Ayuntamiento tomó medidas para paliar esta brecha y todavía no se ven los resultados. “Necesitaremos cuatro o cinco años para ver mejoras”, dijo.

El estudio municipal también ha detectado un aumento de infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea, entre el colectivo de hombres que tienen sexo con hombres. Las infecciones por VIH se mantienen más o menos estables, aunque Tarafa hizo hincapié en la necesidad de mejorar el diagnóstico precoz.

En cuanto a la salud mental, la ASPB ha constatado que el riesgo de sufrir más mala salud mental está vinculado a la renta de los barrios. Las visitas a los centros de salud mental de adultos y a los infantiles se han incrementado un 5% y un 15% respectivamente. Tarafa recordó que el 12% de los barceloneses están en riesgo de sufrir un trastorno mental.