Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid prohíbe aparcar este lunes en el centro a los no residentes

La medida se debe a un episodio de contaminación por concentración de dióxido de nitrógeno

Tráfico en una carretra madrileña.

El nivel de contaminación en Madrid, lejos de mejorar este domingo con la aplicación de la fase uno del protocolo antipolución del Ayuntamiento —al limitarse la velocidad a 70 kilómetros por hora en la M-30—, ha empeorado. Tanto que este lunes se activa la segunda fase de este plan. Esto implica que, además de una circulación más lenta en esta circunvalación M-30 y sus accesos, se prohíbe aparcar vehículos en las plazas y horario del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en el interior de la M-30. Es decir, en las zonas azules y verdes de la capital.

La prohibición dura desde las 09.00 a las 21.00 del lunes. Y afecta a los distritos de Centro, Arganzuela, Chamartín, Chamberí, Salamanca y Retiro.

Esta medida no afecta a todo el mundo. Además de excluir a los residentes con tarjeta de aparcamiento, no tienen que cumplirla los vehículos de mudanzas, diplomáticos u oficiales, los taxis en servicio cuando su conductor esté presente, los vehículos de alquiler (cuando esté su conductor), los destinados a personas con movilidad reducida, los que dispongan del distintivo “cero emisiones” (eléctricos, de pila de combustible o de emisiones directas nulas) y otros servicios esenciales: extinción de incendios, salvamento y protección civil, policía, agentes de movilidad, ambulancias y de asistencia sanitarias pública y privada. Tampoco los que tengan autorización de comerciales e industriales del SER.

Las pantallas de los parquímetros avisarán a los no residentes de que no se puede aparcar y no expenderán tiques. En noviembre y diciembre de 2015 se llegaron a activar las dos primeras fases del protocolo. No llegó a aplicar la tercera, que deja sin circulación a la mitad de los vehículos. La alcaldesa Manuela Carmena decidió actuar así porque llegaba el fin de semana, cuando el tráfico baja entre un 20% y un 30%. Sin embargo, esta crisis de contaminación en octubre de 2016 ha arrancado en fin de semana y en un puente.

Hoy a las 20.00 había cinco estaciones que superaban los 200 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno (NO2) y otras dos que pasaban los 180. Basta que haya dos mediciones en una misma zona por encima de los 180 microgramos durante dos horas seguidas para que se active el protocolo o se mantenga mientras las medidas no bajen. Cuando esta noche se ha prorrogado el protocolo, tres estaciones estaban aún por encima de los 180 microgramos - Plaza de España, Ramón y Cajal y Escuelas Aguirre- según ha informado el Ayuntamiento en una nota. Ayer sábado las peores medidas estuvieron en Escuelas Aguirre, Ramón y Cajal y Cuatro Caminos.

A estas malas mediciones se unen las desfavorables las previsiones meteorológicas determinadas por la Agencia Española de Meteorología (AEMET). “Mientras que no haya aire y se muevan las capas más altas de la atmósfera no va a bajar la contaminación”, sostiene Juan García de Ecologistas en Acción. “Esta se va acumulando”. Madrid superó tres veces este octubre el nivel de aviso por contaminación este mes pero no dio la alerta porque las previsiones meteorológicas eran buenas y no estaba obligado.

En la página www.madrid.es/contaminacion el Ayuntamiento va informando puntualmente de las mediciones en las estaciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información