Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía valenciana creará en dos años 105.000 empleos, según el BBVA

El informe de la entidad bancaria estima un crecimiento del 5,5% en el binomio 2016-2017

Los bañistas abarrotan una playa valenciana.
Los bañistas abarrotan una playa valenciana.

La economía valenciana crecerá este año un 3,3%, estima el Informe de Situación elaborado por el BBVA Research. Por tercer año consecutivo, la autonomía crecerá por encima de la media española gracias al comportamiento del consumo interno y la buena evolución del turismo. El crecimiento se moderará en 2017, con una mejora del PIB valenciano del 2,2%.

El director de la Territorial Este del BBVA, Alberto Charro, y el responsable de Análisis Macroeconómico del BBVA Research, Rafael Doménech, han subrayado durante la presentación hoy del documento que el crecimiento se mantendrá fuerte gracias al comportamiento de la exportación y a pesar de factores como el Brexit. El comportamiento de la economía local mejora respecto al pronóstico de hace unos meses, por lo que la institución eleva en seis décimas sus previsiones anteriores

Los riesgos a los que está expuesta la economía valenciana pueden rebajar sus expectativas de crecimiento en 2017, advierte el banco. El Brexit puede provocar una menor demanda de bienes y servicios, sobre todo de carácter turístico, una menor capacidad de gasto de los británicos asentados sobre todo en Alicante, y una reducción de la inversión residencial. Según el BBVA Research, la valenciana es una de las autonomías españolas más expuestas a la salida del Reino Unido de la UE, lo que puede restar 0,5 puntos al crecimiento del PIB valenciano el año próximo. 

En términos de empleo, la tasa de paro se situaría en el entorno del 18,6% a finales de 2017, con lo que se enlazarán "cuatro años de creación neta de empleo" que permitirán "recuperar la mitad de los puestos de trabajo destruidos durante la crisis" aunque "la tasa de paro se situará todavía alejada del 8% registrado en 2007. Además, a diferencia del conjunto de España, no se recuperarán previsiblemente los niveles de renta por habitante previos a la crisis el año próximo.

Charro y Doménech han apostado por que la economía local se suba al proceso de transformación tecnológica digital, a la vez que consideran imprescindible una mejora del capital humano, la reducción del desempleo de larga duración (que afecta al 47% de los parados), el aumento del tamaño de las empresas y de la productividad media del trabajo, apostar por la exportación como estrategia de crecimiento y la aplicación de nuevas tecnologías.

El informe destaca el aumento de las exportaciones que, aunque se moderan en adelante, en los siete primeros meses de 2016 han crecido un 14% respecto al mismo periodo de 2015, con lo que casi triplica la cifra del conjunto de España. El turismo, mientras tanto, sigue marcando récord históricos.

Otros factores soplarán con menos intensidad a favor de la economía local como el turismo internacional, los precios del petróleo, que siguen bajos pero revisados al alza; la política monetaria, aún expansiva pero con tipos de interés "que han tocado mínimo"; y la política fiscal, que en 2017 será "neutra".

Ambos han reivindicado políticas que aumenten la eficiencia de las Administraciones Públicas, con seguridad jurídica y control de la corrupción pues se ha demostrado que los países que tienen más calidad de las instituciones públicas "tienen mayor nivel de empleo y productividad y, por tanto, de prosperidad".

En síntesis, recoge el informe, la Comunidad Valenciana crecerá un 5,5% en el bienio 2016-2017 y creará 105.000 empleos, con lo que, de cumplirse las previsiones, enlazará cuatro años consecutivos de creación de empleo,que permitirán recuperar la mitad de los puestos de trabajo destruidos entre los años 2008 y 2013.

Más información