Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia será en 2017 el centro del debate mundial sobre la alimentación en las ciudades

Las urbes del Pacto de Milán eligen a la capital por su defensa de la huerta y los productos de proximidad

Parcelas de huerta cultivada en el municipio valenciano de Godella.
Parcelas de huerta cultivada en el municipio valenciano de Godella.

Valencia será el año que viene el centro del debate sobre la alimentación en las ciudades. El alcalde, Joan Ribó, y su equipo de gobierno promovieron la candidatura de la ciudad el pasado mes de julio en el seno del Pacto de Milán, una plataforma en la que más de 100 urbes de todo el mundo trabajan conjuntamente por garantizar comida sana y accesible para todos sus habitantes e impulsar una producción alimentaria sostenible. La capital acogerá las reuniones de este foro el año próximo.

El regidor relaciona la elección de Valencia con el impulso dado por el Gobierno local a un paisaje único en Europa como son las 10.000 hectáreas de huerta que todavía se conservan en Valencia y su área metropolitana tras años de fuerte deterioro. Según Ribó, las ciudades del pacto han tenido en cuenta la huerta, pero también la alimentación de proximidad, la puesta en marcha de mercados locales, la reforma y puesta en valor de la Tira de Contar y la creación de un Consell Alimentari Valencià.

El nuevo Consistorio ha promocionado en los 15 meses de gobierno transcurridos la dieta mediterránea, con campañas en los colegios. También ha destacado el potencial de la industria agroalimentaria valenciana, la segunda con mayor volumen de exportación en España.

Ribó también ha señalado la “conexión y sintonía” entre los objetivos alimentarios que propugna la organización de Naciones Unidas para la alimentación (FAO), que apoya el proyecto del Pacto de Milán, con los que promueve y defiende el Ayuntamiento de Valencia. "La FAO está muy preocupada por la alimentación en las grandes ciudades, donde vive el 60% de la población mundial" . El Consistorio también ha firmado un acuerdo de colaboración con el organismo internacional. "Estaremos a partir de ahora en un lugar preferente del mapa mundial de la alimentación en consonancia con Naciones Unidas”, manifiesta el regidor. 

Joan Ribó, junto a los concejales Consol Castillo y Carlos Galiana, estuvieron la semana pasada en el salón de plenos de la sede central de la FAO, en Roma, para asistir a la reunión en la que se anunció que Valencia acogería las reuniones de la plataforma urbana el año que viene. La capital obtuvo el apoyo mayoritario de ciudades como Sao Paulo, Buenos Aires, Dakar, Nairobi, Belo Horizonte o Toronto, representantes todas ellas de las 128 urbes que firmaron en su día el Pacto de Milán.

La simbiosis ciudad-huerta, el alimento como identidad, el compromiso de Valencia con los valores del pacto “antes de firmarlo”, el Plan de Acción Territorial de la Huerta, la Ley de Huerta, la Ley de Venta Directa de Productos Agroalimentarios o la creación de la primera incubadora de empresas y proyectos agrarios en la huerta de Valencia eran algunos de los aspectos que se destacaban en el vídeo presentado por la candidatura valenciana.

El Consistorio ha destacado el contenido, protagonismo mundial y alcance de acoger "el encuentro de más de un centenar de alcaldes de todo el mundo en nuestra ciudad", el 16 de octubre de 2017. "Comprobarán el valor de nuestra huerta periurbana o nuestros mercados municipales”, han apuntado.

“Estamos muy contentos porque es un acontecimiento para toda la ciudad, que entronca con los objetivos de nuestra política para aprovechar el potencial de lo que ya tenemos en el ámbito de la alimentación y ponernos a trabajar para mostrarlo al mundo”, ha señalado Carlos Galiana.

Consol Castillo ha recordado que antes de esta decisión “ya llevábamos mucho camino recorrido y la política alimentaria formaba parte de la columna vertebral de nuestras actividades para saber, por ejemplo, cómo consumimos y qué consumimos, o promover la creación del Consell Alimentari Municipal.

Al igual que el alcalde se ha referido a problemas de intolerancias, alergias y otros relacionados con la salud, que tienen su causa y origen en la forma de alimentarnos, y ha resaltado el valor de iniciativas como la incubadora de empresas agrícolas, los obradores comunitarios, el Plan de Acción Territorial de la Huerta, así como la necesidad de aprovechar esta ocasión “para generar sinergias, buscar también la implicación del sector de la gastronomía con la complicidad de los restauradores o cualquier otro que haga de 2017.

Fe de errores

En una versión anterior de esta noticia, publicada en la edición digital el 11 de octubre de 2016 a las 20:55, se señalaba por error que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) declararía oficialmente a Valencia capital mundial de la alimentación, título o capitalidad que ni la FAO ni ninguna otra agencia de Naciones Unidas otorgan.

Más información