Colau y Justicia ultiman otro pacto para trasladar La Modelo

El acuerdo implica modificar el acuerdo suscrito en 2014 entre Xavier Trias y Artur Mas

Recinto de la carcel Modelo de Barcelona.
Recinto de la carcel Modelo de Barcelona. Massimiliano Minocri

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la Generalitat ultiman el acuerdo para desencallar el traslado y posterior cierre de la cárcel Modelo. El acuerdo supondrá la revisión del convenio que en 2014 firmaron Xavier Trias y Artur Mas, entonces alcalde y presidente de la Generalitat, respectivamente. El equipo municipal mantiene que con aquél acuerdo no salían ni las cuentas ni los metros cuadrados de edificabilidad necesarios y asegura que está a punto de “cerrar un nuevo acuerdo”. Fuentes del departamento de Justicia confirman que las conversaciones se producen “al más alto nivel” y que “avanzan poco a poco pero en la buena dirección”.

Más información

Las claves de la operación son dos. Una: desbloquear el entorno de la antigua cárcel de la Trinitat, donde está previsto construir vivienda pública, para lo que hay que liberar parcelas. Y dos, obtener suelo en la Zona Franca para erigir los dos centros necesarios para cerrar la cárcel del Eixample: el de preventivos y el centro abierto. El acuerdo firmado en 2014 fue presentado solemnemente y Mas aseguró que “ahora sí”, La Modelo se cerraría en 2017. Cumplir esta promesa ya es materialmente imposible.

El convenio firmado en 2014 suponía una inyección municipal a las arcas de la Generalitat para acelerar el cierre. El Ayuntamiento pagaba 39 millones de euros, de los que unos 30 los invertía en construir un nuevo centro que alquilaría a la Generalitat. Entonces el consistorio admitió que amortizarla costaría décadas. “Pero las cuentas salen”, afirmaba. Meses atrás, el ejecutivo de Colau cifraba el coste de la operación en 80 millones, una cifra inasumible para el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento sostiene que con el anterior acuerdo no le salían los números cuadrados de edificabilidad

Ahora la obtención del suelo implica también al Consorcio de la Zona Franca, según fuentes municipales, que apuntan que no está previsto que sea el Ayuntamiento quien construya, como sí hacía el anterior acuerdo. “Se trata de que responda a las necesidades actuales por parte de las dos administraciones”, afirma el consistorio. El ejecutivo de Colau mantiene que está “absolutamente comprometido con la transformación de la Modelo” y para que la actual cárcel sea “un espacio de equipamientos” en el distrito del Eixample.

El acuerdo que acaben sellando la Generalitat y el Ayuntamiento también debería concretar la compra, anunciada pero no ejecutada, del centro abierto de la Trinitat por parte de la ciudad. Con los fondos obtenidos —dos millones de euros el primer año, ocho en total— la Generalitat podría comenzar a construir uno de los dos nuevos centros en la Zona Franca; y el Ayuntamiento tener suelo para levantar pisos de realojo para vecinos que llevan años esperando y nuevas promociones de alquiler social.

Las negociaciones entre el Ayuntamiento y la Generalitat han discurrido en paralelo con una creciente movilización de los vecinos del Eixample, hartos de promesas incumplidas sobre el traslado de la prisión. La última protesta de envergadura fue la semana pasada, organizada por la plataforma ciudadana “Hagamos nuestro el espacio de La Modelo”.

Los vecinos piden la reapertura del proceso participativo que, en su opinión, debería partir de la previsión de construir una zona verde y equipamientos de barrio definidos como estaba previsto ya en 2009. Lo que quieren introducir ahora es una ampliación de estos espacios, puesto que también existe la posibilidad de ampliar el ámbito de actuación de La Modelo a la vecina calle Nicaragua.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50