Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un testigo declara que avisó a Camps de las irregularidades en Ciegsa

El expresidente valenciano le respondió "que estuviera tranquilo", que el gerente "era buen amigo suyo"

Caturla y Camps en 2005, cuando eran gerente de Ciegsa y presidente valenciano respecticamente. Ampliar foto
Caturla y Camps en 2005, cuando eran gerente de Ciegsa y presidente valenciano respecticamente.

El entonces presidente valenciano Francisco Camps ignoró el aviso de las irregularidades que se estaban produciendo en Construcciones e Infraestructuras Educativas de la Generalitat Sociedad Anónima (Ciegsa), la empresa pública de la que según la investigación más dinero extrajo la trama del 3% vinculada al PP valenciano. Así lo ha asegurado un testigo del caso Taula en el procedimiento, Miguel Barranca, ex director de Relaciones Institucionales de Ciegsa, a cuya declaración ha tenido acceso EL PAÍS.

Camps, según Barranca, respondió a su aviso sobre la turbia gestión del gerente de Ciegsa, Máximo Caturla, pidiéndole "que estuviera tranquilo, que Máximo era buen amigo suyo".

El expresidente de la Generalitat ha negado haber conocido o participado en la red desarticulada por el juez de Valencia Víctor Gómez y no está imputado en el caso. Un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil señala, sin embargo, sobre la base de diversos indicios, que Camps dio "instrucciones" supuestamente "en relación al control de las adjudicaciones y del reparto de comisiones" cobradas a los empresarios que construían los colegios e institutos.

Camps se querelló contra el Guardia Civil que firmó el informe policial, pero la justicia ha archivado su denuncia.

Barranca ha relatado a los investigadores los desemanes que empezaron a producirse en Ciegsa tras el nombramiento como gerente de Ciegsa de Caturla, uno de los principales imputados del caso Taula, a quien los investigadores consideran como el mayor recaudador de la red.

Nada más llegar al cargo, en 2004, señala el testigo, Caturla "echó a los técnicos que llevaban las áreas de contratación" y puso a sus propios hombres. Todos ellos fueron detenidos en enero por pertenecer a la trama. Caturla empezó a decidir personalmente las adjudicaciones con su reducido grupo de fieles, que ya habían trabajado a sus órdenes en Sanidad, desde donde planificaron las grandes infraestructuras sanitarias valencianas.

El testigo asegura que, tras las reiteradas denuncias de sobrecostes efectuadas por la oposición, avisó a sus superiores de que "los colegios eran muy lujosos y que no se estaba restaurando ninguno, pese a que algunos estaban bien de estructura". "En una ocasión el testigo habló con Francisco Camps y le dijo que con el anterior gerente, José Manuel García Llberós, se hacían las cosas bien, que al menos se llevaba un procedimiento. Pero que Máximo Caturla hacía lo que le daba la gana, y que las cosas no funcionaban bien, a lo que Camps le dijo que estuviera tranquilo, que Máximo era buen amigo suyo", asegura el testigo.

"Hasta Rus no había dinero ni para pagar la luz"

Ciegsa, que acumuló un sobrecoste de 1.000 millones de euros, fue, según los investigadores, una fuente de conflicto entre el PP provincial, dirigido por el que fuera presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, y el PP de la Comunidad Valenciana, al frente del cual estaba Camps. Ambas direcciones se disputaban las mordidas de los colegios y presionaban para ello a Caturla, según mantiene la Guardia Civil.

El exdirector de Relaciones Institucionales de Ciegsa, que ocupó distintos cargos orgánicos en el partido, ha narrado a la UCO cómo cambió el PP de la provincia de Valencia desde que, en 2004, Rus se hizo con su presidencia. "Cuando Rus comienza a ejercer de presidente no había dinero casi ni para pagar la luz. Antes de 2004 los mítines se realizaban en lugares y con medios precarios, no tenían ni para pagar la megafonía. A partir de entrar Rus de presidente todo cambió y los mítines comenzaron a contar con más y mejores medios audiovisuales. El dinero del que dispone el partido provincial son las cuotas de los afiliados, una tasa de 20 euros de los cargos orgánicos y las donaciones", detalla Barranca.

Caturla fue nombrado por Rus vicepresidente de la Diputación de Valencia en 2007. Y José Luis López Guardiola fue elegido nuevo gerente de Ciegsa. Otro testigo, que fue jefe de unidad de Obras en esta empresa pública, ha declarado que Guardiola le dijo "que las empresas entraban en su despacho y le ofrecían el 3% de las obras, a lo que él se negaba, dando a entender que este era el modo habitual de proceder anterior a su gestión".

El ex jefe de Obra propuso a Guardiola, según su testimonio ante la UCO, un sistema para "poner coto a los incrementos económicos", los sobrecostes, que registraban las construcciones de Ciegsa. Para ello bastaba que a los técnicos de Ciegsa se les dejara "hacer bien el trabajo" y no se aceptara la inclusión de partidas "no incluidas en el presupuesto". El testigo entregó al nuevo gerente documentación que mostraba cómo atajar el encarecimiento injustificado de las obras, pero, según su declaración, Guardiola, cuya esposa era socia en una farmacia con la mujer de Camps, "no volvió a hablar del tema con él".

Más información