Debate de Política General

El ‘president’ anuncia la creación de 7.000 plazas de funcionarios

Puigdemont pide a la CUP que no ponga “más dificultades de la cuenta”

Carles Puigdemont, durante el debate de politica general
Carles Puigdemont, durante el debate de politica generalAlbert Garcia

El Gobierno catalán da por concluida la etapa de reducción del empleo público. Presionado por la CUP para que ponga fin al adelgazamiento de la Administración y necesitado de los votos de los anticapitalistas para sacar adelante los Presupuestos, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, acudió ayer al debate de Política General con una promesa que se incardina en las Cuentas autonómicas de 2017: la creación de 7.000 plazas de funcionarios.

Más información

El anuncio es llamativo, aunque su ejecución no supone a la práctica la creación de 7.000 nuevos empleos, sino la consolidación de puestos de trabajo ya existentes que ahora se cubren con interinos. Puigdemont aseguró que se trata de cubrir “servicios esenciales” y enumeró cuál es la propuesta del Gobierno: 2.500 médicos y enfermeros, 2.000 maestros, 500 Mossos d’Esquadra, 150 bomberos y, entre otros, 300 empleados de la Agencia Tributaria. En ese último caso, una propuesta de resolución presentada por el grupo de Junts pel Sí insta, a falta de ser aprobada hoy, a incrementar el cuerpo de la Agencia Tributaria para luchar contra el fraude.

El anuncio no acabó de entusiasmar a los sindicatos. UGT por no tener en cuenta a todos los funcionarios; CC OO porque considera que la propuesta no cubre el recorte de empleo público que ha sufrido la Generalitat en el último lustro de ajustes en la Administración. Según el Ministerio de Administraciones Públicas, la Generalitat redujo su número de empleados entre 2012 y 2014 con un tijeretazo en sus plantillas que afectó a más de 13.000 personas.

Arrimadas critica el "aire triunfalista" del president

ÀNGELS PIÑOL

Inés Arrimadas, líder de la oposición, ha criticado el “aire triunfalista” y de "Arcadia feliz" que, a su juicio, ha empleado en su discurso Puigdemont. Tras espetarle que le ha recordado al tono que emplea el Gobierno de Mariano Rajoy, la  líder de Ciudadanos ha reprochado al president su escasa sensibilidad cuando medio millón de personas vive en Cataluña con riesgo de exclusión social. “No han hecho nada de autocrítica. Y ustedes también se equivocan”, ha afirmado la líder del partido naranja. Arrimadas ha recriminado a Junts pel Sí que siempre recurra a la idea de que todo es culpa de España cuando Cataluña es la comunidad autónoma mas adeudada de España y con listas de espera más grandes. "Desde que usted ha llegado hay más embajadas y más barracones. Están tan centrados en crear un Estado que están desballestando el Estado del Bienestar”, ha concluido.

Durante su discurso, Puigdemont reconoció que la Generalitat tiene “una gran deuda” con los funcionarios y esgrimió que continúan trabajando para asumir la paga extra de 2012, no desembolsada, y subir los salarios un 1%.

Puigdemont encajó esos deseos, además del de trabajar junto a entidades sociales para elevar el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 1.000 euros, en un debate centrado en las diferencias en materia fiscal entre Junts pel Sí y la CUP, lo que complica la negociación y posterior aprobación de los Presupuestos.

Puigdemont negó en su discurso que el proceso político iniciado en 2012 en Cataluña no haya provocado ninguna fuga de empresas e indicó que el número de 948 empresas que el año pasado abandonaron Cataluña es inferior a la sangría que sufrió la Comunidad de Madrid.

Respecto a las políticas sociales, por las que recibió críticas generalizadas de Ciudadanos, el PSC y Catalunya Sí que es Pot, Puigdemont intentó convencer al resto de partidos de los esfuerzos en políticas activas de empleo, con las becas-comedor y asegurar el derecho a la vivienda a la población.

La intervención de Puigdemont ha estado repleta de acusaciones al Gobierno central por falta de inversiones en Cataluña. Se ha referido a la infradotación en infraestructuras, centrándose en las sucesivas incidencias de la red de Rodalies y en el bloqueo del corredor mediterráneo. Pero sus acusaciones también han ido en la línea de la deslealtad institucional, al recordar que el Estado ha cedido competencias a la Generalitat sin la transferencia de recursos pertinentes. Ha puesto como ejemplo que, pese a que tiene la obligación de asumir el 50% de la Ley de Dependencia, el Estado solo asume el 18%. Y una referencia similar ha hecho respecto a la política de seguridad, denunciando que no se traspasan recursos. "Por eso queremos un Estado propio", ha concluido.

Iceta alerta de la brecha social y pide políticas para comabtirla

Pere Ríos

El líder del PSC, Miuel Iceta, ha alertado del riesgo de que Cataluña se esté produciendo una "brecha social" y ha reclamdo a Carles Puigdemont que adopte las políticas necesarias para abordarla. El líder socialista ha coincidido con Inés Arrimadas en reprochar la "imagen idílica" que ha transmitido el discurso del presidente y le ha reclamado que deje atrás "la confrontración con el Estado"-

Iceta ha reprochado, entre otras cuestiones, la reducción de inversiones en enseñanza, sanidad, políticas de empleo o prestaciones sociales y ha añadido que el resultado es que Cataluña gasta en políticas educativas el mismo presupuesto que Bulgaria o Perú, que el sistema sanitario catalán está en el número 14 de entre 17 comunidades autónomas o que para recibir una prestación social el tiempo de espera es un 150% superior que la media española.

"O el gobierno se toma en serio la lucha contra la desigualdad o tendremos una Cataluña rota, porque son problemas que no pueden esperar a la independencia", ha dicho Iceta, que también ha alertado de que el Parlament aprobará resoluciones que después no se cumplirán-

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50