Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Institut d’Estudis Catalans reduce casi todos los acentos diacríticos

La academia aprueba la 'Gramática de la lengua catalana' y presenta también la nueva 'Ortografia del catalán'

Acentos diacríticos que pasarán a la historia.
Acentos diacríticos que pasarán a la historia.

Adéu o adeu ? Cómo debemos escribirlo? Parece que próximamente se tendrá que hacer sin acento, según la propuesta de la Ortografia de la llengua catalana que el pleno del Institut d'Estudis Catalans (IEC) aprobó el jueves y que todavía se tiene que ratificar en el pleno del 17 de noviembre. La propuesta más polémica de la revisión normativa es la reducción drástica de la lista de palabras con acento diacrítico. De las que actualmente se diferencian gracias a un acento diacrítico, como podría ser el caso de dona/dóna o sol/sòl solo quedarán 14. Además, perderán el acento los compuestos y derivados de estas palabras, como adeu-siau, rodamon o contrapel.

Aunque la nueva versión de la Ortografia incluye otras propuestas, la expansión del debate más allá del contexto académico se ha producido por la decisión sobre los acentos diacríticos. Con la nueva norma, solo quedarán los siguientes: bé/be, déu/deu, és/es, mà/ma, més/mes, món/mon, pèl/pel, què/que, sé/se, sí/si, són/son, té/te, ús/us, vós/vos.

Las 14 palabras que conservan el acento diacrítico

Bé/be, déu/deu, és/es, mà/ma, més/mes, món/mon, pèl/pel, què/que, sé/se, sí/si, són/son, té/te, ús/us, vós/vos

La Sección Filológica del IEC presentó la nueva propuesta de la Ortografia de la llengua catalana, a la vez que ratificó la Gramàtica de la lengua catalana, muy esperada por los profesionales de la lengua, que todavía se tienen que guiar por las normas que dictó Pompeu Fabra en 1918. La Gramàtica, que llegará a las librerías el 23 de noviembre, es una obra de "mucha profundidad" que "responde a los cambios que la lengua, un elemento muy vivo, ha ido experimentando a lo largo del tiempo", según Vicent Pitarch, miembro de la Sección Filológica y de la Comisión de Gramática.

La redacción de la Gramàtica implicó la conveniencia de publicar una nueva versión de la Ortografia. Otros cambios significativos en este ámbito son la duplicación de la r en las palabras compuestas como arrítmia, corresponsable o erradicar, que actualmente se escriben con una sola r aunque la pronunciación espontánea entone dos. También se suprimen algunas diéresis en los derivados cultos acabados en -al, como fluidal o helicoidal, o se modifica el uso del guión en algunos compuestos, como por ejemplo sensepapers, que se escribirá todo junto.

Además de estos y otros cambios, se han modificado gráficamente palabras como nietzschià, que se escribirá nietzscheà, o sèquia, que pasa a ser séquia. Una vez el pleno del IEC haya ratificado esta nueva Ortografia, la aplicación se hará a lo largo de un periodo de cinco años.

Uno de los primeros en reaccionar fue el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que fue corrector de catalán. En una entrevista en RAC1, el presidente no se mostró favorable al cambio. "No me gusta la idea", porque los diacríticos ayudan a matizar, argumentó. Aún así, Puigdemont afirmó que antes de opinar quería escuchar la explicación de los expertos.

Más información