Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cuántos años tiene la estatua de Colón y dónde señala su dedo?

El monumento es uno de los iconos más antiguos de Barcelona, y su larga historia incluye anécdotas como su boda con la Estatua de la Libertad

La escultura de Colón del monumento barcelonés rodeado del sol. FOTO: AGUSTÍ CARBONELLE. VÍDEO: EL PAÍS VÍDEO ATLAS

El monumento a Cristóbal Colón es uno de los iconos más antiguos de Barcelona. En pie desde 1888 ha marcado el horizonte de esta ciudad desde hace más de 125 años. Ahora, la polémica desde que esta semana la CUP pidiera que se votara una proposición en el pleno de este viernes para retirar la escultura de Colón por representar valores caducos como el de la conquista y el sometimiento a los pueblos indígenas de América, lo ha puesto en el punto de mira. De todas formas, el gobierno municipal de Ada Colau ya ha dicho que no se retirará porque no es una de las prioridades de su mandato. ¿Pero qué sabemos de este enorme monumento? ¿Conocemos quién lo creó y el esfuerzo que representó en su época levantar una estructura tan grande? Estas son algunos apuntes de la larga relación entre Colón y la ciudad de Barcelona.

¿Para qué se levantó el monumento? El conjunto escultórico, que fue durante décadas, con sus 57 metros, el edificio más alto de la ciudad, se construyó en el punto donde se unen las Ramblas con el Paseo de Colón de Barcelona como símbolo de la Exposición Universal de Barcelona (un año antes de que la Torre Eiffel lo fuera para la de París). Se inauguró el 1 de junio de 1888, convirtiéndose en uno de los iconos más representativos de la ciudad. El acto de inauguración estuvo presidido por la reina regente María Cristina, ministros del gobierno de España y, entre los invitados, el rey de Italia, Humberto I y el presidente de los Estados Unidos, Grover Cleveland, además de una representación de la ciudad de Génova, lugar considerado, de forma tradicional, como lugar del nacimiento del almirante.

¿La idea era nueva? La idea de homenajear a Colón surgió a mediados del siglo XIX. El primer emplazamiento escogido no fue el que todos conocemos al final de la Rambla, sino que se pensó en una escultura para coronar la columna que domina la cercana plaza del Duque de Medinaceli. Al final la escultura fue para otro almirante: Galceran Marquet, que se construyó en 1851.

¿Quién lo promovió? Tras este primer intento, en 1873 la idea surgió de nuevo de la mano de Antoni Fages, un promotor de la época apasionado por el descubrimiento de América. Sus contactos hicieron que pronto la idea recalara en los organizadores de la próxima Exposición Universal que convencieron al alcalde Francisco de Paula Rius i Taulet. En mayo de 1881 se creó una comisión promotora presidida por el alcalde. El pleno del 6 de septiembre de 1881 lo aprobó y el día 26 se colocó la primera piedra del monumento.

¿Quién lo pago? La idea primera fue que una suscripción popular corriera con los gastos (como se ha hecho muchas otras veces en esta ciudad), pero al final las donaciones de particulares no fueron suficientes (el consulado americano puso 500 pesetas, tres euros) y el Ayuntamiento tuvo que hacerse cargo de todo. Además, de las 300.000 pesetas iniciales se había pasado a un presupuesto por encima del millón.

Primer proyecto de la escultura de Colón, con la mano sobre el pecho.
Primer proyecto de la escultura de Colón, con la mano sobre el pecho.

¿De dónde salió tal cantidad de bronce? No era fácil conseguir las toneladas de metal necesario para tan enorme proyecto. El gobierno de Madrid cedió 30 toneladas de bronce procedentes de material de guerra de desecho, en concreto, de los cañones del castillo de Montjuïc.

¿Quién lo hizo? Como suele también ocurrir siempre, el Ayuntamiento convocó un concurso en 1882. El presidente de la Academia de San Fernando, Ramón de Sentmenat, escogió (tras presentarse 47 arquitectos españoles y extranjeros), dos proyectos finalistas: el de los arquitectos Maurici Auger y el de Gaietà Buïgas. Pero el Ayuntamiento no estuvo conforme y convocó un nuevo concurso, con nuevo jurado, que no dudo en seleccionar de nuevo los mismos trabajos y en especial el de Buïgas por ser más económico. La idea de Buïgas de columna se impuso a la del gusto mayoritario de la época que le tiraban más los arcos triunfales. Para las esculturas se convocaron diferentes concursos.

¿Qué representa? El monumento tiene tres partes, la base circular decorada con ocho estatuas de leones que protegen el conjunto, utilizados por los turistas para fotografiarse montados sobre ellos (algo que ocasiona que tengan que ser restaurados a menudo). En la base se relatan las principales hazañas y actos protagonizados por Colón además de figuras relacionadas con el almirante como Bernat Boïl, Pere de Margarit, Jaume Ferrer de Blanes (todos catalanes) y el valenciano Luis de Santángel. El enorme fuste de hierro está coronado por un capitel corintio en el que pueden verse el escudo de la ciudad, carabelas, alusiones a la marina, la inscripción "Barcelona a Colón" y una corona del condado de Barcelona, por lo que las alusiones a Barcelona y la corona de Aragón son continuas. Todas las esculturas fueron adjudicados mediante concurso público a diversos talleres y escultores locales: Llimona, Vilanova, Nobas, Pastor, Carbonell, Carcassó, Gamort, Atché, Fuzà o Batista i Alentorn, entre otros.

El dedo de Colón, de más de medio metro de largo, en primer plano.
El dedo de Colón, de más de medio metro de largo, en primer plano.

¿Quién hizo la escultura de Colón? Tiene siete metros de altura y pesa más de seis toneladas. La realizó el escultor Rafael Atché. Con el brazo derecho señala al horizonte y con la izquierda agarra fuerte una carta de navegación. Colón viste abrigo con cuello de piel y calzas y luce pelo largo, según la moda de la época.

¿Es el proyecto original? No. En el primer proyecto de Gaietà Buïgas, la figura no tenía el brazo levantado sino que cogía un estandarte con la mano izquierda y apoyaba la derecha en el pecho. Al parecer Atché acabó imponiendo su modelo por ser más equilibrado.

¿Señala a América? No. Siempre se ha dicho que señalaba a la tierra que había descubierto, pero no. América está en sentido contrario. El enorme dedo de 50 centímetros solo señala al mar. Hay quien asegura que en realidad señala hacia Genova, pese aunque son muchos los que defienden que era catalán. Los cálculos reales indican que el dedo señala (a 180º Sur) a la isla de Mallorca.

El andamio construido para poder levantar las piezas del monumento.
El andamio construido para poder levantar las piezas del monumento.

¿Cómo se levantaron las piezas? Su construcción fue una de las obras más arriesgadas que se había hecho nunca en Barcelona y en toda España. Para levantar las diferentes piezas de bronce hubo que construir un enorme andamio de hierro que se encargó al ingeniero Joan Torras Guardiola, el eiffel catalán, que levantó una estructura de hierro de 125 toneladas visible desde toda la ciudad, tan alto como un edificio de 23 pisos (cuando las viviendas como máximo tenían seis o siete plantas). Ante las dudas sobre la solidez de la estructura, el ingeniero no dudó en colocarse bajo el puente de grúa, ante el asombro de todos, en el momento en el que se izaba la escultura. Como Torras era el dueño del material de hierro, lo reutilizó para otra de sus obras: un puente situado en Morillo de Liena (Huesca) que todavía permanece en uso.

¿Cuánto duraron los trabajos? Siete años, desde la primera piedra hasta su inauguración en 1888. Uno de los mayores espectáculos para los barceloneses fue ver transportar las piezas desde las fundiciones Comas, Can Solà y Wohlguemuth hasta la base del monumento. Se hacía en carros tirados por caballos.

El huevo de Colón utilizado para promocionar el congreso gastronómico de 2005.
El huevo de Colón utilizado para promocionar el congreso gastronómico de 2005.

¿Desde cuándo se puede subir en ascensor? El ascensor que permite subir a los pies de Colón por el largo tubo cilíndrico se colocó al año siguiente de inaugurarse, en 1889. El primer día se averió y quedó en su interior atrapado el propio alcalde Rius i Taulet. Tras la guerra civil se sustituyó el primer modelo hidráulico por otro más moderno. El actual es de 1984, tras la última gran restauración del monumento. La avería de 1889 no fue la única. En 1976 quince personas se quedaron atrapadas y los bomberos tuvieron que utilizar una gigantesca grúa para sacarlos. Como no había móviles los bomberos se comunicaron por medio de una radio. En abril de 2006, catorce turistas se quedaron dos horas sin poder bajar por una avería en el ascensor, dos de ellos tuvieron que ser atendidos por ataques de ansiedad. Al final se reparó la avería y no hubo que emplear grúa. El último fue en mayo de 2012 cuando seis turistas se quedaron atrapados y la grúa volvió a mirar de cerca a Colón.

¿Está soltero o casado el colón barcelonés? Casado por obra y gracia del artista Antoni Miralda que montó una boda por todo lo alto en su proyecto Honeymoon que se comenzó en 1996 en Nueva York y concluyó en 1992 con el enlace entre el barcelonés y la estatua neoyorquina de la Libertad en el estado de Nevada, donde esta tipo de bodas es legal en toda regla. La ceremonia se realizó a 40 kilómetros de Las Vegas. no hay constancia de que se haya consumado el matrimonio.

Colón con su camiseta del Barça.
Colón con su camiseta del Barça.

Otras polémicas. Pero las averías, el punto flaco del monumento, no ha sido la única polémica antes de esta última que ha abierto la CUP pidiendo que se retirara el monumento y que se someterá a votación este viernes en el pleno municipal. En 2005 el Ayuntamiento ató al brazo de la estatua un huevo aerostático, por el famoso "huevo de Colón", para promocionar el Año de la Gastronomía. En mayo de 2013, el almirante apareció vestido con una enorme camiseta del Barça pagada por la marca deportiva Nike. La rompedora e impactante campaña de marketing consiguió sus objetivos: que se hablara de la marca y del monumento. Al ayuntamiento le reportó 97.000 euros, pero también un aluvión de críticas al alcalde Xavier Trias de gran parte de ciudadanos y de todos los grupos de la oposición que criticaron el uso del patrimonio municipal.