Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En busca de la cultura perdida de Barcelona

Jaume Collboni presenta 34 medidas para impulsarla y anuncia que aumentará su presupuesto en 15 millones

El Disseny Hub de Barcelona de la plaza de las Glòries de Barcelona.
El Disseny Hub de Barcelona de la plaza de las Glòries de Barcelona.

En el mismo escenario en el que hace un año Berta Sureda, comisionada de cultura de Ada Colau, presentó sus medidas para Barcelona en materia de política cultural, Jaume Collboni, segundo teniente de alcalde y responsable de esta materia desde hace 100 días, tras el pacto entre PSC y Barcelona en Comú, hizo ayer lo mismo. Por la mañana lo presentó a los medios de comunicación en el Palau de la Virreina y por la tarde en el Mercat de les Flors en una conferencia titulada Trencant els murs. Una política cultural per a Barcelona,en la que presentó los 10 objetivos y 34 medidas para fortalecer la capitalidad cultural de Barcelona en lo que queda de legislatura y conseguir “combatir el aletargamiento de los últimos tiempos”.

15 millones más. Rodeado de sus dos hombres fuertes: El nuevo gerente de Cultura Valentí Oviedo y su asesor personal Xavier Marcé, y sin rastro de Sureda, que permanece en el Icub a la espera de nuevo destino “ha sido un traspaso de papeles ejemplar”, reconoció Collboni, el político desgranó sus propuestas y algunos de los nuevos números. Como el aumentar el presupuesto de cultura en 15 millones, un 15%, por lo que se acabarán dedicando 128 millones a la cultura en la ciudad, un 5% del total (el de la Generalitat es el 0,9%), una medida que conseguirá no solo con más recursos públicos; también, apostando por reactivar la fundación Barcelona Cultura y el mecenazgo y buscando que los impuestos en turismo repercutan en la cultura. “El modelo turístico que se busca no se puede entender sin la vertiente cultural y la oferta cultural se ha de beneficiar”, explicó el edil que aspira a doblar la comunidad barcelonesa con hábitos culturales: unas 300.000 personas “una cifra muy baja”, según Collboni que aseguró que uno de sus objetivos es crear “nuevos públicos”, sobre todo, escolares, por lo que anunció una mayor colaboración con el sector educativo.

La montaña de los museos en Montjuïc “es algo del pasado”, según el concejal

Medidas estrellas. Entre las medidas anunciadas por Collboni destacan el impulso de un circuito cultural que lleve a los barrios de la ciudad las propuestas de los creadores locales; la creación de un gran festival de danza y de un plan de choque de las enseñanzas artísticas; aumentar la oferta cultural durante el agosto, programando en el anfiteatro del Grec, bien por el ayuntamiento o por una o varias empresas, una oferta para ese mes. “Los hábitos han cambiado, antes en agosto la ciudad se quedaba vacía. Ahora no y además hay turistas”. Otras medidas anunciadas fueron: Potenciar las fábricas de creación dando cabida a los espectáculos de calle, el audiovisual o la producción artística digital; dotar a la ciudad de un espacio permanente para el circo. En cuanto a las actuaciones presentadas hace un año aseguró que todas están recogidas en su proyecto, si bien no mencionó durante toda su intervención los famosos “procesos participativos”, bandera de Colau: “Las medidas apelan al diálogo con los agentes culturales y los ciudadanos, lejos de una visión intervencionista o monopolista del papel municipal. Los procesos participativos son una metodología, no un objetivo”, sentenció. Collboni también pretende crear un observatorio cultural, junto a la Generalitat y la Diputación, para “objetivar los datos y el funcionamiento de los programas culturales”.

No habrá nuevos museos. El político aseguró que durante este mandato no habrá nuevos museos. “El esfuerzo se centrará en los contenidos y no en nuevos continentes”, por lo que aseguró, sin ocultarlo, que la Montaña de los museos es algo del pasado. “No es una prioridad”. En cuanto a la ampliación del MNAC: “lo escucharemos”, aunque aclaró que en sus encuentros con los responsables de este museo “no se ha tratado el tema”.

DHUB y Grec. Si hay proyecto para el Disseny Hub abierto hace o un año. Según Collboni hay que reformular “su gobernabilidad” revisando la relación entre sus inquilinos: Museo del Diseño, BCD, FAD y la biblioteca, para que sea algo más que un continente. El Museo de la Arquitectura presentado al final del mandato de Trias “sigue en estudio” y “podría tener cabida en el nuevo DHUB”. El proyecto conjunto de Museu Etnológico y de Cultures del Món sigue pendiente y el nombramiento de los nuevos directos del Grec y el Mercat de les Flors está en marcha.

“Tenemos un plan, los números no están cerrados, y hemos montado un equipo, de los mejores disponibles en la ciudad”, dijo Collboni, asegurando que algunas medidas son urgentes si Barcelona desea salir de la atonía en que se ve inmersa.