Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena visita las obras del centro de refugiados de París

La alcaldesa de Madrid, que reconoce que a la capital no llegan desplazados, afirma que con los dos albergues actuales es suficiente

Carmena visita las obras del nuevo refugio parisino acompañada de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo Ampliar foto
Carmena visita las obras del nuevo refugio parisino acompañada de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo AP

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, está de vacaciones en París. Se guardó unos días para presentar la edición francesa de su libro ‘Por qué las cosas pueden ser diferentes'. La regidora de París, Anne Hidalgo, ha aprovechado su estancia (hasta el miércoles) para intercambiar experiencias políticas. La más importante y urgente, la gestión de los refugiados, en la que el Ayuntamiento parisino se ha implicado a fondo con la construcción de un gran campo de refugiados en plena ciudad con capacidad para 950 personas simultáneamente.

La visita a las obras ha dado a la prensa francesa la oportunidad de ver de cerca, por vez primera, parte del futuro campo de refugiados a abrir a mediados de octubre. La presión migratoria que registra la capital francesa es enorme y se levantan campos improvisados constantemente. Cada día llegan más de 90 a la ciudad, según cifras oficiales. Es un problema que no tiene Madrid, según Carmena, muy comprometida desde el primer día con la crisis de los refugiados. “Es bueno conocer esta experiencia. Tenerlo previsto por si acaso”, explica Carmena.

La situación entre ambas ciudades es bien distinta. En París, los dispositivos de acogida de refugiados están saturados. A Madrid, cada semana llegan unos 150, pero la mayoría se va. “Tenemos dos albergues y, de momento, son suficientes”, dice Carmena. “Los refugiados siguen viaje hacia el norte de Europa fundamentalmente”.

Bajo un sol de justicia primero y dentro del viejo depósito de la SCNF (la Renfe francesa) después, en plena obra de adaptación del edificio y el descampado adyacente, Anne Hidalgo y Manuela Carmena han examinado juntas el proyecto de campamento de refugiados.

Si el Ayuntamiento de Madrid no se ve obligado a hacer algo similar se lo debe en parte a la política gubernamental de cerrar las puertas a los peticionarios de asilo, como ha explicado la alcaldesa de Madrid. “Mi propuesta es que sean los ayuntamientos los que se encarguen de los ellos”, ha insistido Carmena. “Ahora no tenemos las competencias para poderlos acoger”. Es una iniciativa que expondrá ante el Papa cuando este reciba a los alcaldes de toda Europa en el próximo mes de diciembre.

Las obras que ambas alcaldesas han visitado este lunes son las del centro de hombres, con capacidad para 600 personas. Será un centro de acogida con estructura modular en la que los demandantes de asilo puedan establecerse durante un máximo de diez días antes de ser alojados en cualquier otro centro del país. Está situado en la zona norte de París, junto a Puerta de La Chapelle.Un segundo centro, en el sur de la capital francesa, con capacidad para 350 personas, se abrirá un poco más adelante, antes de fin de año. Será para familias y mujeres solas.

La relación personal y política que une a Anne Hidalgo y Manuela Carmena es estrecha. Durante su estancia en París, ambas han suscrito un acuerdo para seguir colaborando en las políticas que ambas defienden. La lucha contra la contaminación es una de ellas. Pero, además, Hidalgo quiere incorporar a Carmena en el comité directivo del C40, un foro que preside la parisina y que agrupa a 85 ciudades comprometidas con el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información