Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación concede la enseñanza en castellano a 50 familias catalanas

La Generalitat dice que solo ha tramitado 113 expedientes, el equivalente al 0,007% del total de estudiantes en Cataluña

Manifestación en 2012 a favor de la inmersión lingüística en Cataluña
Manifestación en 2012 a favor de la inmersión lingüística en Cataluña

Solo 113 familias catalanas han solicitado al Ministerio de Educación la ayuda para educar a sus hijos en castellano y así salir del sistema de inmersión lingüística en catalán. Y de estas peticiones, solo a 50 se les ha dado el visto bueno para recibir la ayuda si bien a la Generalitat no le consta que el pago de 6.000 euros al año se haya hecho efectivo. Estas cifras las ha revelado esta mañana la consejera de Enseñanza, Meritxell Ruiz, durante la presentación del próximo curso escolar.

La Generalitat y el Ministerio se han enfrentado en el pasado por el número de solicitudes de la ayuda, que se puso en marcha en junio de 2014. Educación, de hecho, se escuda en “la protección de datos” para no informar de las suyas. El año pasado un total de 1,5 millones de estudiantes pasaron por las aulas catalanas, lo que quiere decir que el número de alumnos que pidieron la subvención representa solo el 0,007% del total.

El proceso para solicitar la ayuda es muy farragoso. Las familias que querían la educación en castellano tenían que pedir a la Generalitat este tipo de escolarización. Si no había respuesta alguna, se procedía a solicitar los 6.000 euros al Estado. De acuerdo a la norma aprobada durante el mandato de José Ignacio Wert frente a Educación, la familia matriculaba al menor en un centro privado que tuviera el castellano como lengua vehicular. El Estado tenía seis meses para responder y, en caso de concederla, descontaba el importe de las transferencias a los presupuestos de la Generalitat. Ruiz ha explicado que no les consta que se haya descontado ni un euro de la partida que les transfiere el Ministerio.

Hasta abril, las últimas cifras disponibles, el Ministerio había concedido 39 ayudas. Entonces la consejera catalana aseguró que se trataba de niños que desde el inicio de la etapa escolar ya asistían a instituciones privadas sin inmersión lingüística. “En el fondo les estamos pagando su escolarización en un centro privado”, denunció entonces Ruiz. Las plataformas en contra de la inmersión siempre han criticado que desde la Generalitat no se haga publicidad a la subvención.

El curso escolar 2016-2017 se iniciará en Cataluña el próximo lunes. Habrá un total de 1.570.011 alumnos, 7.822 más. También habrá más docentes (66.461), 798 más que el curso anterior.