Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leve contaminación nuclear en un laboratorio de la UAB

El Consejo de Seguridad Nuclear ha clasificado el incidente con el nivel más bajo de alerta

Un técnico trabaja en un laboratorio
Un técnico trabaja en un laboratorio

Un error humano ha provocado una leve contaminación nuclear en un laboratorio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha confirmado que el responsable de la instalación de la Unidad de Bioquímica de la Facultad de Medicina de la UAB alertó de que un control rutinario había detectado una ligera contaminación en el laboratorio, por lo que suspendió la actividad en la unidad hasta averiguar el origen del incidente.

Según el CSN, organismo estatal encargado de la seguridad nuclear y la protección radiológica, los hechos se remontan al pasado 15 de julio, cuando un supervisor de la instalación contaminó de forma no intencionada varias zonas del laboratorio y, en concreto, el contenedor de un vial. Tres días después, uno de los científicos de la unidad manipuló ese mismo contenedor, lo que desencadenó la contaminación. 

Al tratarse de un incidente leve, el CSN ha clasificado el caso como de nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES) porque "se ha producido una contaminación no planificada", ha especificado el organismo en un comunicado. La escala INES es el baremo internacional que emplean los expertos para comunicar la importancia de los sucesos nucleares y radiológicos a nivel de seguridad. Según el CSN, los niveles del 1 —como se ha catalogado este caso— al 3 se considerarían incidentes. El primero de ellos no afecta a las personas ni al medio ambiente, pero revela que las medidas establecidas para prevenir accidentes no funciona conforme a lo previsto, por lo que genera una "violación de los límites operacionales en una instalación nuclear"

Aunque el caso no reviste gravedad, el CSN ha requerido al titular "medidas para que este tipo de sucesos no vuelvan a ocurrir". El responsable del laboratorio tendrá que cerciorarse de que se realizan controles para calibrar la contaminación después de utilizar material radiactivo no encapsulado.