Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència estudia entrar en el grupo de Esquerra

Los nacionalistas baraja negociar su ingreso y los republicanos se muestran reacios

Homs, acompañado por la cúpula de su partido.
Homs, acompañado por la cúpula de su partido. EL PAÍS

El Partido Demòcrata Català, heredero de la extinta Convergència, estudia [TEX-ENTRA]ingresar en el grupo parlamentario de Esquerra tras la negativa de la Mesa del Congreso a que obtenga uno propio. Marta Pascal, coordinadora del partido, defendió que es una opción que se “debe poder hablar” para amplificar el compromiso del 27-S. El diputado Francesc Homs fue menos explícito y emplazó a una negociación discreta. El diputado Joan Tardà se inclina porque que se mantengan en grupos separados para que haya duplicidad de voces en el Congeso.

Mas: "Nos quieren eliminar para cargarse el proceso"

Artur Mas, expresidente de la Generalitat, reveló que no le sorprendió del todo la decisión de la Mesa de no conceder grupo propio a Convergència. “Como mínimo, en los últimos cuatro años han intentado eliminar, disminuir el espacio político que representaba Convergència o el Partit Demòcrata Català”, afirmó. A su juicio, diferentes instancias del Estado dirigen sus acciones hacia ellos porque son la la “balanza” que puede hacer decantar que Cataluña tenga al final un Estado propio y creen que eliminando ese espacio se “cargan el proceso”. “Llevamos cuatro años así”, insistió. “Persecuciones en la fiscalía. Con conspiraciones en los despachos de los ministerios. Y no lo han logrado ni lo lograrán”. Mas fue especialmente crítico con Rivera y dijo que al resto de partidos les debería “avergonzar” que el partido más pequeño haya impuesto su ley. “Y hago una apuesta”, señaló. “Rivera, que es un actor secundario como se demuestra en cada elección, acabará votando a favor de un PP perseguido por la corrupción, mientras ha querido destruir a los que pusieron las urnas el 9-N”.

Visiblemente irritado, Homs calificó ayer la decisión de la Mesa de “arbitraria, grave, partidista y sectaria” y la achacó a la aprobación de las conclusiones secesionistas en el Parlament y a contentar a Ciudadanos. El diputado lamentó que se haya obviado que los antecedentes constituyen fuente de derecho y que, por ejemplo, ERC logró en 2004 grupo propio pese a no sumar el 15% de los votos en todas las provincias en la que concurrió. Convergència no logró ese porcentaje ni en Barcelona ni en Tarragona, pero cree que no pide ningún favor sino que el derecho le asiste como algo propio de “democracias consolidadas”. La exclusión impedirá a los convergentes gozar de subvenciones por valor de 4,5 millones de euros —tampoco tendrán grupo en el Senado— e integrarán el Grupo Mixto.

Pascal se mostró abierta a estudiar que los nacionalistas ingresen en el grupo de ERC alegando que siempre han promovido la unidad del soberanismo. “Es evidente que vamos al Mixto, pero las puertas no se deben cerrar nunca”, insistió. De hecho, horas después de la decisión de la Mesa, los convergentes sondearon a los republicanos. Homs reveló que el martes tuvo una charla con Tardà: “Tenemos que hablar pero hacer un debate público ni ayuda ni facilita las cosas. No sabemos si esto durará cuatro meses o cuatro años. No es una urgencia”, subrayó recalcando que comparten el proyecto independentista.

Fuentes de CDC no ocultaron su escepticismo después de que ERC haya rechazado varias veces una lista conjunta. De hecho, Tardà y Gabriel Rufián se opusieron a la fusión al alegar que es “más eficaz” que haya dos voces secesionistas y porque en el Grupo Mixto tendrán la visibildad garantizada al ser el partido mayor. Santi Vidal, senador de ERC, aseguró que no rechazan la integración pero avisó de esa salvedad.

Arropado por la cúpula de su partido, incluido el expresidente Mas y 18 los parlamentarios, Homs dijo que limitar la voz es de “repúblicas bananeras”. El diputado descalificó a Albert Rivera al que atribuyó una actitud “chavista”. “Ha venido a decir: ‘No me gustan y no los quiero oír’. No nos hará callar: 15 minutos bastan para decir lo que pensamos”. No salió mejor parado Podemos, que se abstuvo como el PP y el PSOE. “Ellos defienden el Estado plurinacional y han quedado retratados”, les reprochó Homs que aseguró que él, de estar en la Mesa, no habría negado el grupo a En Comú Podem.