Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas pide a Demòcrates que “se lo piensen bien” antes de ir a los tribunales

El candidato a presidir el Partit Demòcrata asegura que no se pronunciará respecto a nombres de la dirección

Carles Puigdemont y Artur Mas en el Congreso Fundacional de la nueva Convergencia.
Carles Puigdemont y Artur Mas en el Congreso Fundacional de la nueva Convergencia.

El candidato a presidir el Partit Demòcrata Català (PDC), Artur Mas, ha pedido a Demòcrates de Catalunya que "se lo piensen bien" antes de ir a los tribunales por 'usurpación' de nombre, puesto que los ha señalado como posibles aliados para "ensanchar las fronteras" de la nueva formación.  Tras la rebelión de las bases, Mas ha admitido el "error" por el sistema de elección de nombres propuesto por la dirección de Convergència en el principio del congreso. 

El candidato a presidir el Partit Demòcrata Català ha asegurado hoy que, aunque pueda tener sus preferencias, no se "pronunciará" respeto a nombres de la dirección de la nueva formación, de la que ha defendido que incorpora la renovación con caras como la consejera Neus Munté.

En una entrevista en TV3, el hasta ahora presidente de CDC ha afirmado que es una "salvajada" negar que Munté sea "renovación" -"Es no entender nada", ha dicho-, aunque sí que ha admitido que él no representa cambio, pese a que tiene "espíritu renovador". Pero ha justificado su candidatura a presidente en tándem con Munté como vicepresidenta porque, tras conversar con mucha gente, le aconsejaron estar presente en la nueva formación y, a la vez, permitir "que vayan aflorando nuevos liderazgos".

Por su parte, la vicepresidenta y portavoz de la Generalitat, Neus Munté, ha asegurado en una entrevista a Rac1 que "muy probablemente" dejará el escaño en el Parlament si accede a la vicepresidencia del nuevo Partit Demòcrata Català debido a que el régimen de incompatibilidad establece que no se pueden terner más de dos cargos y que no estaría subordinada a Mas: "Teledirigismos, ninguno". Respecto a la posibilidad de que Demòcrates de Catalunya recurra el nombre de PDC por la similitud con el suyo, ha dicho que son "absolutamente compatibles" y la decisión no se ha tomado para molestarles.

Antes de que expire el miércoles el plazo para presentar candidaturas a las primarias del 23 de julio, Mas no ha descartado que alguien más se presente a la presidencia y vicepresidencia del nuevo partido. Y en cuanto a la dirección ejecutiva de doce miembros con secretario general, ha aseverado: "No me pronunciaré respecto a nombres". "Tendré mi opinión y votaré mi candidatura, pero en el momento que aspiro a la presidencia de este partido trabajaré con la dirección que la gente escoja el 23 de julio", ha afirmado.

La plataforma Nova Convergència que lidera el exconsejero de Justicia Germà Gordó tiene prácticamente ultimada su candidatura y se presentará a las primarias del 23 de julio para dirigir el nuevo Partido Demòcrata Català con una lista propia o de consenso con otras corrientes de la antigua CDC, compuesta por 12 miembros. Gordó ya le trasladó a Artur Mas su predisposición a ser secretario general de la formación, aunque esto se produjo antes de que se decidiera fundar un nuevo partido, que nació ayer bajo el nombre Partit Demòcrata Català.

El otro posible candidato que suena es el presidente del Junts pel Sí en el Parlament, Jordi Turull, sin perjuicio de que pueda haber otra lista de cuadros jóvenes. Mas ha evitado valorar a Jordi Turull como posible candidato, aunque ha descartado que no pueda ser renovación al recalcar que "no ha tenido responsabilidades de partido" y hace solo "tres años" que preside el grupo en el Parlament.