Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Orgullo toma Barcelona

Unas 25.000 personas marchan por la ciudad para reivindicar los derechos del colectivo LGTBI

Participantes en el Pride Barcelona, este sábado por la tarde
Participantes en el Pride Barcelona, este sábado por la tarde

Media decena de trabucos marcaban este sábado el paso en la avenida del Paral·lel de Barcelona. Una marea de camiones convertidos en coloridas carrozas los seguían y apagaban el estruendo de la pólvora con música de ABBA y Alaska. Desde la plaza de Espanya hasta la estatua de Colón, se perdían a la vista las 25.000 personas que acompañaban la marcha para celebrar, un año más, el Pride Barcelona, el día del orgullo LGTBI en la ciudad.

Personas trans, tan comunes como diversas fue el lema escogido para encabezar la manifestación, este año dedicada al colectivo transexual. Sostenían la pancarta concejales municipales, representantes de entidades sociales y el consejero de Salud, Toni Comín, que precisamente 24 horas antes anunció que cambiaría el protocolo de reproducción asistida para que las mujeres lesbianas o solteras pudiesen acceder a estas técnicas de forma gratuita en la sanidad pública.

15.000 condones y la PrEP

Durante la jornada del Pride Barcelona 2016, el centro comunitario Checkpoint Barcelona, que detecta el 40% de las infecciones por VIH en gays en Cataluña, volvió a repartir unos 15.000 condones entre los asistentes a la fiesta reivindicativa.

Pero además de promover la prevención de las infecciones de transmisión sexual a través del uso masivo del preservativo, la entidad se alzó también como abanderada de la profilaxis preexposición (PrEP), otra técnica preventiva contra el VIH que consiste en tomar medicamentos antirretrovirales antes de tener relaciones de riesgo para evitar la infección. Como todavía no se ha implementado en España, la entidad apostó ayer por dar a conocer el método y presionar para que las autoridades aprueben su uso.

Al paso de la marcha, la gran avenida se teñía de confeti y caramelos que volaban desde las carrozas. Un ángel bañado en serpentina, una bandera gay humana y una estatua brillante que caminaba con cautela sobre unos zancos de medio metro, saludaban a la multitud y coreaban las Spice Girls o el clásico de turno. “Quedan muchos deberes por hacer. De boca, a todo el mundo le parece todo muy bien pero las Administraciones tienen mucho que hacer para combatir la discriminación”, apuntaba el Síndic de Sabadell, Josep Escarpín, a su llegada al paseo de Colón.

Ya en el Moll de la Fusta, tras dos horas y media de marcha, la primera mossa d’esquadra transexual, Marta Reina, y el activista transexual Damián Díaz, dieron voz a un duro manifiesto que reivindicaba los derechos del colectivo transexual. “Denunciamos la exclusión, la violencia y la representación que se hace socialmente de nosotros, olvidando que somos mucho más que nuestra identidad de género o nuestra orientación afectivo-sexual”, protestaron. Los oradores pidieron además a la Administración un plan de acción para prevenir el VIH y “un nuevo protocolo de atención a las personas transexuales no patologizado y basado en los derechos humanos”.

El Pride Barcelona, que arrancó hace casi un mes y tuvo este sábado su día grande, termina el domingo con varias fiestas por toda la ciudad y un vermut al aire libre.

Más información