Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez puede ordenar la devolución de las obras de Sijena, según el Constitucional

La Generalitat acudió al alto tribunal para evitar la orden de devolver los objetos el 27 de julio

Las pinturas murales de la sala capitular de Sijena, unas obras que también están en litigio entre Aragón y Cataluña.
Las pinturas murales de la sala capitular de Sijena, unas obras que también están en litigio entre Aragón y Cataluña.

El plazo para la entrega de los 97 objetos del monasterio oscense de Sijena que se conservan en varios museos de Cataluña se acaba. El 25 de julio, día tope para la entrega según una juez de Huesca, está cada vez más cerca. Además, los tribunales siguen dando la razón a la postura que defiende Sijena y quitándosela a Cataluña. El último, el Tribunal Constitucional (TC), que este jueves emitió un auto por el que rechaza el incidente de ejecución formulado por la Generalitat para evitar la devolución de los bienes comprados por la Generalitat en 1982 a las hermanas de la Orden de Malta, propietarias del convento. Según el Constitucional, el juzgado de Huesca es competente para anular la compraventa de objetos del Monasterio de Sijena y ordenar su devolución a Aragón, pese a que el alto tribunal resolvió en 2012 (y en eso se amparaba la reclamación de la Generalitat) a favor de la tesis de la Generalitat de que los bienes estaban bien en Cataluña, independientemente de la “titularidad de los bienes, su calificación y la legalidad de las enajenaciones”, y no tuvo en cuenta el derecho de retracto que Aragón quería hacer prevalecer.

Según el TC, lo resuelto en 2012, “nada tiene que ver con el litigio al que se refieren las resoluciones del Juzgado de Huesca; en consecuencia no cabe afirmar que se haya producido un incumplimiento de la sentencia, como alega el gobierno de Cataluña”.

El Constitucional se inhibe pues de la decisión de pronunciarse en la devolución de los bienes aragoneses que permanecen en Cataluña. “Pero el tema queda igual”, matizan desde la Generalitat, “pendiente de resolver el recurso de revisión sobre la fecha”.

El Gobierno catalán aseguró que pese a la espada de Damocles que tiene sobre la cabeza, no tira la toalla y sigue intentando agotar todas las vías procesales posibles para evitar la devolución a Aragón de estos bienes. Una de ellas era esta que ha tumbado el Constitucional. Los abogados de la Generalitat defendían que la orden de entrega de los bienes y su traslado al Monasterio de Sijena "va directamente en contra de lo decidido por el Tribunal Constitucional", que ordenaba que dichos bienes "permanezcan en la Comunidad Autónoma en la que se encuentran".

Este fallo agota una de las vías judiciales abiertas por Cataluña para evitar la devolución de las obras. De todas formas, desde el departamento de Santi Vila se insiste en que “seguimos estudiando otras acciones jurídicas para los próximos días, aprovechando todas las ventanas que puedan abrirse”. Este jueves el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha insistido en que si el próximo 25 de julio los bienes de Sijena no retornan al monasterio, en cumplimiento de la sentencia de un juzgado de Huesca que así lo ordena, se solicitará la imposición de una multa y la intervención de la brigada de patrimonio de la Policía Judicial. Faltan 25 días.

Más información