Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña agotará la vía judicial con los 97 bienes de Sijena

La Generalitat presenta dos recursos, que no podrán suspender la entrega del 25 de julio

Las pinturas de la sala capitular de Sijena, como se exponen en el MNAC.
Las pinturas de la sala capitular de Sijena, como se exponen en el MNAC.

"Yo te lo doy, pero no me lo quites”. La frase ilustra la postura de la Generalitat con los 97 bienes de Sijena que reclama Aragón. El 29 de abril era el día fijado para que el consejero Santi Vila se reuniera con su homóloga Mayte Pérez para aprobar un convenio que fijaba la entrega voluntaria de 53 de estas obras conservadas en el MNAC. Pero ahora, tras fijar el juzgado de instrucción de Huesca el 25 de julio de julio como fecha límite para entregar todas las piezas, la Generalitat quiere agotar la vía judicial. Por eso presentó el pasado lunes dos recursos con el fin de impedir o retrasar la entrega.

Uno ante el Tribunal Constitucional (TC) que se suma al presentado el 11 de junio de 2015 que está aún pendiente de resolución. La Generalitat defiende que “no puede ejecutarse ningún traslado de los bienes, ya que la resolución no puede considerarse firme”. Los recursos hacen referencia a la sentencia de este alto tribunal de 2012 que consideraba que Cataluña estaba legitimada para conservar estos bienes sin cuestionar su propiedad. El segundo, pide revisar la resolución del juzgado de Huesca señalando “la falta de firmeza y la vulneración de las competencias de la Generalitat en materia de patrimonio”. En este recurso se detalla que los bienes se encuentran “desde hace décadas custodiados por una administración pública y no hay razón que impida que se mantenga esta custodia hasta la resolución definitiva del litigio”. “De entrada, la presentación de los recursos no suspende la ejecución, pero el juez puede estimarlo, rectificar o fijar otra fecha”, aseguran desde la Generalitat.

El segundo recurso afirma que “es incomprensible la medida acordada de trasladar las piezas a un inmueble privado no protegido y custodiado por terceras personas ajenas a este litigio, sin esperar el resultado de las resoluciones judiciales”. La Generalitat no descarta estudiar, en función de la resolución última de estos recursos, la posibilidad de plantear un incidente de nulidad de actuaciones. “Es un proceso nuevo, que no formaría parte de la argumentación realizada hasta ahora, en la que se pediría que se esperara a que la sentencia fuera firme”.

Las dos posturas contrarias, según la Generalitat, obedecen a que: “la entrega permitiría reforzar lazos con Aragón, era un gesto de buena voluntad y permitía encontrar soluciones conjuntas, paso a paso”. A la espera de agotar el proceso, no se ha pedido ni al MNAC ni al Museo de Lleida que convoquen la reunión de sus diferentes patronatos. “Antes del 26 de junio [fechas de las elecciones legislativas] no se va a hacer nada”, remachan.