Las empleadas alertaron al dueño del bufete de que lo esperaba una persona “extraña”

La policía cree que el triple homicidio lo hizo un solo hombre con una palanqueta que llevaba consigo

Traslado de uno de los cadáveres en el barrio de Usera, Madrid.Foto: atlas | Vídeo: KIKE PARA

Los agentes de homicidios encargados de la investigación del triple crimen registrado ayer en Madrid (distrito de Usera) están buscando a una única persona como autora de las muertes, según han confirmado fuentes policiales. El delincuente utilizó una palanqueta que subió al bufete de abogados para acabar con las víctimas, según las primeras declaraciones que ha tomado la policía a los implicados en el suceso.

Más información
Asesinadas tres personas en un despacho de abogados de Madrid

El triple crimen se produjo alrededor de las 18.30 horas, cuando un individuo accedió al despacho, situado en el 1º C del número 40 de la calle de Marcelo Usera. En ese momento se encontraban un cliente, Pepe C.V, de 43 años y origen ecuatoriano; la empleada Marisa O.R., de 46 años y origen cubano, y la abogada Elisa C.G., de 26 años y también cubana. Fueron estas empleadas las que alertaron al dueño del bufete, Víctor Yoel Salas Coveñas, exasesor de justicia en Perú. Le dijeron que había una persona “extraña” que le estaba esperando en el despacho y le pidieron que acudiera cuanto antes.

Cuando el dueño del bufete llegó a Marcelo Usera ya estaban la policía y los bomberos y habían sacado los tres cuerpos del piso. Las primeras investigaciones apuntaban a que el autor había pegado un hachazo al cliente, pero la investigación posterior ha demostrado que utilizó una palanqueta que subió él mismo. Otra de las víctimas que en un principio se informó de que había sido degollada recibió una herida por arma blanca (posiblemente también la palanqueta) a la altura del pecho, lo que le produjo la muerte. La otra mujer sufrió contusiones muy fuertes producidas con este objeto contundente, según fuentes de la investigación.

Para evitar ser descubierto y borrar huellas del crimen, el autor provocó dos pequeños incendios con papeles y material de oficina en dos puntos alejados del piso: uno en la estancia principal donde se encontraba Pepe y otro al fondo, en el despacho de Elisa. Las llamas crearon cierta cantidad de humo , pero no salieron al exterior ya que estaban todas las ventanas cerradas. De hecho, ni las paredes ni el techo de la oficina resultaron afectadas por las llamas.

Fuentes policiales han confirmado que la investigación resulta muy difícil porque ahora hay que esclarecer quién es la persona que estaba esperando al abogado y cuál es el móvil que ha llevado a cometer el triple homicidio. Los investigadores de Homicidios mantienen abiertas todas las hipótesis y no descartan que pueda deberse a alguna causa que llevara Víctor Yoel en su país de origen. La policía le ha puesto protección al exfiscal.

Durante toda la mañana han pasado por el Instituto Anatómico Forense, en la Ciudad Universitaria, familiares y amigos de Marisa y de Pepe. Estos están a la espera de que terminen las autopsias y se les permitan los sepelios de sus allegados. Hasta el momento no ha acudido ninguna persona relacionada con la abogada Elisa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Marisa llevaba en España unos 20 años y con ella vivía su hija de unos 30 años. Trabajaba repartiendo publicidad en la calle del bufete de abogados Euroasia y como secretaria del propietario, llevaba en este puesto unos tres años. Era bastante conocida en el barrio. Pepe, casado y con un hijo de 29 meses, residía en Carabanchel. Había dejado a su mujer en el trabajo a las cinco y media y se había dirigido a la calle Marcelo Usera para recoger unos papeles de Extranjería de su esposa. De hecho, pensaba que su gestión le iba a llevar poco tiempo porque dejo su coche, un Skoda Octavia blanco, aparcado en un lateral de la calle Marcelo Yusera con los intermitentes puestos. Pepe estaba en paro y solo se dedicaba a hacer algunos portes a los amigos y conocidos.

Elisa terminó la carrera en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) hace unos diez meses y ya había llevado algún juicio para el bufete. También estudió en la Universidad de La Habana y en la Universidad Católica de Ávila. Estaba especializada en temas de Extranjería.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS