Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior deniega a Aranjuez 537.000 euros de ayuda por el tornado

Protección Civil rechaza la subvención de emergencia porque parte de las obras empezaron dos meses después de la ciclogénesis

Una calle de Aranjuez el día después de la tormenta.
Una calle de Aranjuez el día después de la tormenta.

El Ministerio del Interior reconoce que el 30 de agosto de 2015 un tornado asoló Aranjuez, pero ha denegado a esa ciudad una subvención de emergencia por los daños. La ayuda se puede solicitar si los costes suponen más del 3% del presupuesto para gastos y servicios del municipio, y como Interior ha rechazado varias facturas la cuantía ya no alcanza el mínimo exigido. Aranjuez justificó 537.064 euros e Interior solo le ha aprobado 455.039 euros.

La alcaldesa: “Rajoy nos ha traicionado y abandonado”

Desde julio de 2015 y durante cinco años los presupuestos de Aranjuez están intervenidos por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas por incumplir el gobierno municipal anterior (PP) el plan de ajuste. “No podemos hacer nada, ni contratar a nadie. La tormenta nos ha reventado el presupuesto”, se queja la alcaldesa Cristina Moreno, del PSOE. “Nos hemos gastado un millón de euros en los arreglos de la tormenta, pero solo pedí ayuda para la emergencia. Por ejemplo, quedan los tocones de los árboles y para eso no he pedido subvención”. “[Mariano] Rajoy ha traicionado a Aranjuez y nos ha abandonado”, se lamenta Moreno. “Desde que fue la tormenta en agosto no han venido a quitar los troncos caídos en el río”. Por contra, aprecia la colaboración del Gobierno regional, con el que han trabajado conjuntamente compartiendo medios. Moreno cree que hay “una estrategia” contra Aranjuez, que a vuelto a manos socialistas. Por eso han intervenido los presupuestos y el Estado no se ocupa del Tajo.

El documento, firmado por el director general de Protección Civil y Emergencias, Juan Antonio Díaz, y al que ha accedido EL PAÍS, está fechado el pasado marzo. El Ayuntamiento de Aranjuez (57.790 habitantes), que ha vuelto a manos socialistas, ha elaborado otro informe en el que rebate los argumentos del departamento que dirige Jorge Fernández Díaz y acudirá a la vía contencioso administrativa.

La tarde del domingo 30 de agosto de 2015, la fuerza del viento hizo que se cayesen ramas que bloquearon carreteras y caminos y aplastaron coches, y muchas ventanas fueron arrancadas de cuajo. La cubierta de la piscina de Las Olivas salió volando y un árbol destrozó el tejado del colegio Maestro Rodrigo. A una mujer de 35 años una rama le perforó un muslo.

Como consecuencia, según un informe de la Concejalía de Medio Ambiente, hubo “una situación de alto riesgo para los árboles” del Ayuntamiento, que suman 26.769 —1.400 se derrumbaron— sin contar los de los jardines históricos (22.000 ejemplares de Patrimonio) y los que dependen del Imidra (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario), que son otros 20.000.

La alcaldesa, Cristina Moreno, explica que solicitaron consejo a Concepción Dancausa, delegada del Gobierno, y “el trato fue exquisito”. Les recomendó no reclamar la declaración de zona catastrófica que pretendían, ya que no había habido muertos, y sí la subvención de emergencia. Los técnicos de Delegación de Gobierno ayudaron a los municipales a reclamarla.

“En septiembre los 200 jardineros que hacían un curso para desempleados de larga duración se emplearon a fondo, pero se les acabó el contrato ese mes y por eso en octubre contratamos a 30. Había todavía calles cortadas”, prosigue la regidora. Interior alega que solo paga las obras de “situaciones inaplazables en situación de emergencia, llevadas a cabo en el momento de producirse o en los inmediatamente posteriores”. Así que lo pagado en octubre se quedaba fuera.

Un árbol derribado en los Jardines del Príncipe de Aranjuez.
Un árbol derribado en los Jardines del Príncipe de Aranjuez.

También tardaron en llegar las grúas. “No hay tantas que alcancen los 40 metros y la Administración tiene sus plazos”, continúa la alcaldesa. “Tuvimos que contratar ese mes un dron que sobrevolase los árboles más altos, porque no sabíamos qué podíamos encontrarnos”.

“Además, como salió volando la cubierta de una piscina, pedimos una nueva cúpula a la única empresa que las hace, y el ministerio nos deniega el pago porque es algo nuevo. ¡Los informes técnicos decían que sin la cúpula podía caerse el edificio!”, prosigue Moreno. Según Interior, no se puede imputar a Protección Civil ningún gasto de la reparación de instalaciones públicas. La Justicia dictaminará ahora.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información