Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un niño infectado por enterovirus en el Hospital de Mataró

El Departamento de Salud investiga si la causa de la muerte es la infección por el virus

¿Qué es el enterovirus?. 

Un niño de dos años infectado por enterovirus ha fallecido en el hospital de Mataró. El menor ingresó el pasado domingo en estado muy grave con disminución de consciencia en el hospital de referencia de la comarca del Maresme y falleció a las pocas horas de entrar en Urgencias tras una parada cardíaca que los facultativos no consiguieron remontar. El Departamento de Salud ha recibido hoy los resultados positivos de infección por el enterovirus e investiga ahora si la causa de la muerte ha sido la infección por el virus, que ataca al sistema nervioso central y provoca afectaciones neurológicas como la rombencefalitis (inflamación del tallo cerebral).

"No podemos confirmar que la causa de la muerte sea el enterovirus. Hoy hemos conocido la detección de virus, pero la clínica que presentaba era una sintomatología inespecífica, no era la rombencefalitis. No podemos afirmar una relación causa efecto entre la evolución de enterovirus y el trágico desenlace de este caso", ha matizado el subdirector del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Argimon. De confirmarse la muerte por enterovirus, este caso supondría el primer fallecimiento por el brote detectado a principios de mayo y que ya ha afectado a cerca de un centenar de menores, 12 de los cuales permanecen ingresados (cuatro de ellos están en la unidad de cuidados intensivos).

Según el Departamento de Salud, el niño había visitado los servicios médicos horas antes por vómitos pero con el cuadro clínico leve que presentaba se le envió a casa. A las cuatro horas regresó al Hospital de Mataró con pérdidas de consciencia. "Ingresa por disminución de nivel de consciencia y evoluciona muy rápidamente. A las pocas horas hace parada cardíaca que no se consigue remontar", ha explicado Argimon. Fuentes consultadas por EL PAÍS aseguran que los equipos médicos estuvieron hasta tres horas intentando reanimarlo e incluso se preparó una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) para trasladarlo al hospital Sant Joan de Déu en cuanto estuviese estabilizado.

De confirmarse que la cepa de enterovirus es la misma que generó el brote (la A71) y que la causa de la muerte es a consecuencia de la infección, este niño sería el primer fallecido por el brote. Salud ya descartó hace unas semanas que la muerte de un menor en Tarragona con la misma sintomatología que los casos del brote esté vinculado a una infección por enterovirus. “Aunque clínicamente entraría en este conjunto, no hemos conseguido detectar el enterovirus en las muestras del menor. Es un caso probable pero no tenemos la certeza”, reconoció el subdirector del CatSalut. La diferencia entre ambos casos, ha explicado Argimon, es que el fallecido en Tarragona presentaba una sintomatología clínica de rombencefalitis pero no se consiguió hallar el virus en las muestras tomadas al pequeño. En el caso del niño fallecido en Mataró, sin embargo, se ha encontrado el enterovirus pero los síntomas eran demasiado inespecíficos para vincularlos con el virus.

Más casos en el resto de España

Las infecciones por enterovirus no se reducen a Cataluña. Rodrigo confirmó ayer que “hay casos en casi todas las comunidades autónomas”. El problema es que el Ministerio de Sanidad no tiene un registro con los casos porque no es una enfermedad de declaración obligatoria. Son los médicos los que se informan unos a otros de los infectados que detectan.

El enterovirus es una familia de microorganismos comunes a la que pertenecen, por un lado, los virus de la polio (poliovirus) y otro centenar de serotipos que circulan especialmente en esta época del año y suelen provocar infecciones respiratorias o gastrointestinales de carácter leve. En la alerta lanzada por Salud, son las cepas del virus no polio las que han provocado alteraciones neurológicas en los niños afectados. Habitualmente, los enterovirus comunes (no los de la polio) provocan cuadros respiratorios y gastrointestinales leves, con sintomatología similar a la de una gripe. Fiebre, conjuntivitis, vómitos, diarrea y, ocasionalmente, erupciones cutáneas son los síntomas comunes que provoca este microorganismo.

Los facultativos desconocen por qué algunos niños se comportan de forma tan distinta a otros ante la agresión de un enterovirus. "No todos nos comportamos igual ante una agresión de un agente microbiológico:a algunas personas no les produce nada y a otros sí. Suponenmos que depende de características genéticas pero no lo sabemos con certeza", ha explicado el doctor Carlos Rodrigo, jefe del servicio de pediatría del hospital Vall d'Hebron, donde se detectaron los primeros casos del brote.

Con todo, el Departamento de Salud ha asegurado que el brote ya está en su recta final. "El brote ha disminuido muchísimo. Hay muchos días en que no se detecta ningún caso. Estamos de bajada. Esto se está acabando", ha sentenciado Rodrigo. Las encuestas epidemiológicas realizadas a los afectados no han detectado ningún tipo de vinculación o similitud entre los niños.

Más información