Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras desoye a la CUP y retorna a la banca la tasa sobre los depósitos

Munté insiste en que el Gobierno no subirá el IRPF a las rentas más altas

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al vicepresidente Oriol Junqueras.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al vicepresidente Oriol Junqueras.

La negociación de los Presupuestos está poniendo a prueba las costuras del pacto entre Junts pel Sí (JpS) y la CUP. El partido anticapitalista ha condicionado su apoyo a las cuentas a una subida del IRPF a las rentas más altas y a aplicar impuestos como el que grava los depósitos bancarios, lo cual supone desobedecer al Constitucional. Sin embargo, el Ejecutivo catalán ha devuelto en el primer trimestre de este año parte de los 2,4 millones de euros que ingresar algunas entidades financieras por el tributo anulado por el Alto Tribunal.

La tasa autonómica que se aplicaba a la banca, con la que la Generalitat esperaba recaudar 635 millones de euros, fue anulada por el Constitucional el año pasado. El tribunal lo hizo después de que el Gobierno central impusiera un gravamen idéntico pero con un tipo más bajo, del 0,03%, que luego reparte entre las comunidades, y recurriera el tributo catalán. Para evitar recortes y financiar nuevas medidas de gasto social, la CUP reclamó al vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras, que desobedezca al Alto Tribunal y aplique este impuesto, además de otros de tipo ambiental también recurridos por el Gobierno de Mariano Rajoy.

La demanda de la CUP recibió enseguida la negativa de Junqueras, quien avisó de que eso suponía “maquillar” las cuentas que el Parlament empezará a debatir el día 8 de junio si finalmente el vicepresidente lleva las cuentas a la cámara la semana que viene. “Si no tenemos la capacidad efectiva de hacer pagar a los bancos, incluir eso sería maquillaje”, aseguró el vicepresidente.

De hecho, el Ejecutivo catalán ya ha empezado a devolver las cantidades que ingresaron las entidades antes de que el impuesto fuera anulado. Según el último informe de ejecución presupuestaria, la Generalitat ha retornado en el primer trimestre del año 0,7 de los 2,6 millones de euros recaudados. Fuentes del Gobierno catalán recordaron que esa cantidad fue ingresada sobre todo por entidades pequeñas, puesto que la gran banca decidió aportar un aval a la espera de la decisión del Tribunal Constitucional.

Pero tampoco la demanda de la CUP de una reforma fiscal del tramo autónomico del IRPF que reduzca la presión sobre las rentas más bajas y la traslade a las más elevadas está cuajando en el Ejecutivo catalán. Junqueras es partidario de analizar la fiscalidad sobre la renta tras constatar que Cataluña es la comunidad que más penaliza a la clase baja y media-baja y, en cambio, no está entre las autonomías que más gravan a las altas.

Sin embargo, esa reforma ha puesto de manifiesto las diferencias entre CDC y ERC. Los convergentes rechazan esa pretensión y recuerdan que la subida de impuestos no estaba en su programa electoral. Ayer la portavoz del Ejecutivo catalán, Neus Munté, aseguró que el debate no está encima de la mesa del Ejecutivo catalán y sostuvo que el problema de la Generalitat es de financiación.

El que fuera número 2 de Andreu Mas-Colell en el Gobierno de Artur Mas, Albert Carreras, consideró “electoralista” la pretensión de los republicanos y recordó que la Generalitat criticó al Gobierno de Mariano Rajoy cuando hizo lo mismo. También el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quiso tranquilizar a los empresarios después de que el presidente de la Fundación por la Industria, Josep Bombardó, le dijera que una subida del IRPF “no asegura un aumento de la recaudación de impuestos, pero sí supone un elemento desmotivador y frenador de la actividad”.

CC OO y UGT piden reformar el IRPF

Los sindicatos CC OO y UGT formularon dentro del dictamen sobre la ley de Medidas Fiscales y Financieras un voto particular en el que pidieron un “incremento” de la “aportación” de las rentas más altas a la recaudación de la Generalitat y ampliar la base tributaria de Sucesiones y Donaciones.

El secretario general de CC OO, Joan Carles Gallego, reclamó a la Generalitat, de hecho, un incremento del tipo del IRPF para las rentas más elevadas para hacer unos Presupuestos que “den respuesta a los problemas de la ciudadanía”.