Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi y Navarra acuerdan cooperar e intensificar sus relaciones

Urkullu y Barkos firmarán un protocolo de colaboración entre ambas comunidades en 18 áreas

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y la del Parlamento foral, Ainhoa Aznárez, en un pleno reciente de la Cámara navarra.
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y la del Parlamento foral, Ainhoa Aznárez, en un pleno reciente de la Cámara navarra. EFE

Navarra y Euskadi han decidido formalizar el inicio de la era del deshielo y recorrer la senda del buen entendimiento y la cooperación entre ambas comunidades autónomas. El lehendakari, Iñigo Urkullu, y la presidenta navarra, Uxue Barkos, firmarán el próximo 10 de mayo un protocolo general de colaboración entre ambos Gobiernos que contempla un trabajo conjunto en 18 áreas de actuación con el fin de iniciar un "cauce de relación permanente".

La llegada de Barkos al Gobierno foral, integrado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, ha sido determinante para restablecer las relaciones que quedaron congeladas durante la etapa en que UPN estuvo en el poder en esta región. La sintonía entre la presidenta navarra y el gabinete presidido por Urkullu (PNV) ha permitido retomar, actualizar y ampliar el acuerdo que Euskadi y Navarra suscribieron en 2009, firmado por Patxi López (PSE) y Miguel Sanz (UPN), y que entonces quedaba circunscrito básicamente a la construcción del AVE, el fomento del euskera y las emisiones de Euskal Telebista (ETB).

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, y la mandataria navarra se han referido este miércoles a este acuerdo interinstitucional que se sustanciará en una cooperación mutua en los ámbitos social, económico y administrativo. El protocolo prevé siete modalidades de colaboración, entre ellas los proyectos compartidos que favorezcan el desarrollo económico, social y cultural de ambas comunidades; acciones comunes que mejoren la atención a la ciudadanía, optimicen los recursos y fomenten la coordinación de medios y dispositivos.

Barkos ha explicado que el entendimiento entre Euskadi y Navarra se justifica por la existencia de "una afinidad histórica, cultural, lingüística, turística y sociocultural" entre ambos territorios, que además "comparten una larga tradición de colaboración", lo que facilita "establecer vínculos que mejoren la coordinación de actuaciones".

Navarra considera que esta colaboración "contribuirá a satisfacer los intereses comunes de las dos comunidades en términos de racionalidad, simplicidad, transparencia y economía de medios, lo que ayudará a mejorar la calidad de la gestión y prestación de los servicios propios de ambas".

Erkoreka ha manifestado que el compromiso que adquieren ambas comunidades se inspira, asimismo, en la "inquietud" compartida por ambos Ejecutivos ante la "deriva" que ha tomado el Gobierno del PP, al que ha acusado de tratar de "minar el autogobierno". A su juicio, el acuerdo abre un cauce de comunicación permanente entre Euskadi y Navarra con el objetivo de "proteger la realidad singular de su sistema de autogobierno".

La aproximación entre ambas comunidades ha sido una constante desde que Barkos y Urkullu han coincidido al frente de sus Ejecutivos. El lehendakari fue uno de los primeros en felicitar a Barkos el día en que fue elegida presidenta navarra, en julio de 2015. En aquella conversación ya la trasladó su disposición a "profundizar" en la colaboración interinstitucional. Después, los dos líderes han hecho una defensa conjunta del Concierto vasco y el Convenio navarro, y han logrado que Navarra se haya incorporado a la eurorregión Euskadi-Aquitania.

El entendimiento se pondrá en práctica sin demora tras el compromiso de oponerse conjuntamente a la decisión del Gobierno central de suspender las emisiones de ETB en la comunidad navarra. Barkos Barkos ha expresado hoy su "compromiso político bien claro ante la ciudadanía" para solventar cuanto antes esta cuestión. Su Gobierno, ha garantizado la presidenta, trabajará para solucionar el cese de las emisiones "con toda la celeridad necesaria" desde el convencimiento de que debe hacerlo "por sentido común, por requerimiento de la mayoría parlamentaria, y por requerimiento de la propia sociedad" y su "derecho a la información".

La emisión de ETB en Navarra es precisamente uno de los puntos recogidos en el protocolo que se firmará la próxima  entre ambas comunidades. Erkoreka ha asegurado que se tomarán las medidas necesarias para "superar los obstáculos legales" y se puedan ver los canales de la televisión vasca en la región vecina, donde una media de 100.000 hogares se conectan diariamente a ETB.

Además de este aspecto concreto, el protocolo vasco-navarro incluye la ejecución de infraestructuras que mejoren las comunicaciones entre ambas partes y con el resto de comunidades; el desarrollo de tecnologías de información y comunicación; y el intercambio de experiencias y la realización de actividades conjuntas de formación para profesionales.

Para la financiación, organización y ejecución de las distintas acciones se establecerán los instrumentos específicos, como convenios o acuerdos, que se decidan en cada caso y en los que se determinarán las obligaciones que asume cada una de las partes.

Más información