Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctimas de Angrois piden a la UE que desvele su investigación

La Agencia Ferroviaria Europea ha finalizado su análisis del accidente y deja en manos de la Comisión su divulgación

Ramos de flores en una valla de seguridad recuerdan a los fallecidos en el accidente a la altura de la curva de Angrois (Santiago).
Ramos de flores en una valla de seguridad recuerdan a los fallecidos en el accidente a la altura de la curva de Angrois (Santiago).

La Agencia Ferroviaria Europea (ERA, en sus siglas en inglés) ha finalizado su análisis del accidente de tren ocurrido en Santiago de Compostela el 24 de julio de 2013 en el que fallecieron 80 personas. Así se lo ha comunicado el jefe del área de Seguridad de ese organismo, Christopher Carr, al presidente de la plataforma de víctimas, Jesús Domínguez, al que ha transmitido que la divulgación del documento depende solo de que la Comisión Europea le autorice a ello.

Una representación de las víctimas del accidente de la curva de Angrois se reunió en Bruselas el pasado 17 de noviembre con diversos responsables europeos en materia ferroviaria. En aquellos encuentros se les comunicó que la ERA analizaría la investigación del accidente que realizó la española Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), que las víctimas critican por su falta de independencia al haber sido nombrados sus miembros por el Ministerio de Fomento. De hecho, la propia Comisión Europea apremió en su momento a España a adaptar su normativa ferroviaria a la comunitaria para garantizar la independencia de las investigaciones, algo que solo hizo meses después del accidente de Santiago, cuando la CIAF ya había emitido un informe culpando del siniestro exclusivamente a un despiste del maquinista.

Responsables de la Comisión trasladaron a las víctimas que el análisis de la agencia europea sobre el trabajo de la CIAF en el accidente de Angrois podría estar listo en el primer trimestre de este año, por lo que, pasado ese tiempo, el presidente de las víctimas escribió el pasado 6 de abril al jefe del área de Seguridad de la ERA preguntando por él. La respuesta de Carr a las víctimas llegó el 7 de abril informando de que procedía a tramitar su petición al amparo de la normativa europea de transparencia. “Como sabe, el informe fue preparado para la Comisión así que necesito confirmar con la Comisión que no consideran ninguna de las excepciones [que contempla la normativa europea para no divulgar un documento] antes de poder enviarle el informe”, indica Carr en ese correo. “Aprecio que usted y las otras víctimas y familiares estén tan interesados en el informe e intentaré responderles tan pronto como pueda”, concluye el responsable europeo de seguridad ferroviaria.

El informe que la española CIAF realizó del accidente de Santiago fue clave para que el juez instructor de la causa haya propuesto juzgar al conductor como único culpable, restando relevancia penal a los recortes de seguridad autorizados por Adif en 2010 en la línea y en 2012 en el tren sin los que el accidente no se habría producido. La Audiencia Provincial de A Coruña debe decidir ahora si se juzga solo al maquinista como piden el juez y el fiscal o se sigue investigando la responsabilidad de cargos de Adif, como piden las víctimas. Estas esperan que el análisis de la agencia europea ERA ponga en cuestión la investigación realizada por la española CIAF y, con ello, las premisas en que se ha basado el juez instructor para culpar solo al maquinista.