Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘caso Bankia’ dispara hasta un 20% los litigios civiles en Madrid

La Comunidad registra en 2015 más de 300.000 casos, la cifra más de la última década

Protesta contra Bankia el pasado 15 de marzo en Valencia.
Protesta contra Bankia el pasado 15 de marzo en Valencia. REUTERS

El número de casos que entran en los juzgados de lo civil de la Comunidad de Madrid se disparó en 2015 hasta 306.000, la cifra más alta de la última década. El aumento con respecto a 2014 fue del 20,9%, muy por encima de la media de toda España (6,9%). La causa, según los órganos judiciales y diversos especialistas, es la concentración de reclamaciones por productos bancarios en general (como acciones preferentes o cláusulas suelo) y, en particular, la avalancha de demandas del caso Bankia, con las que miles de personas tratan de recuperar el dinero perdido en la salida a bolsa de la entidad en 2011.

En febrero pasado, el decano de los jueces de Valencia, Pedro Viguer, advirtió de la avalancha que se estaba produciendo en los juzgados de Valencia debido a las demandas por la salida a Bolsa de Bankia. En Madrid, al haber más juzgados de primera instancia, el aluvión se diluirá, opinó. Pero la estadística de 2015 ya no deja lugar a dudas: con un 20,9%, la Comunidad madrileña registró el segundo mayor aumento de España en el número de asuntos (casos que llegan al juzgado) que se registraron en la jurisdicción civil, según los datos que ha publicado recientemente el Consejo General del Poder Judicial.

El mayor incremento se produjo en La Rioja (21,2%). Por detrás de Madrid aparecen Canarias (18,9%) y la Comunidad Valenciana (15%), regiones todas ellas donde Bankia tiene una enorme implantación, pues la entidad bancaria nació en 2010 de la fusión de Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias y Caja Rioja, entre otras.

Los pleitos también van por barrios

Más del 20%. En nueve de los 21 partidos judiciales de la Comunidad de Madrid, el aumento de casos civiles en 2015 ha superado el 20%: Torrelaguna (43%), Aranjuez (35,9%), Alcorcón (32,1%), Colmenar Viejo (29,5%), Getafe (29,2%), Collado Villaba (26,3%), Coslada (26,2%), Madrid capital (24,8%) y Móstoles (21,4%). Por el contrario, en Navalcarnero fue de un 8,5%,

Los más saturados. La tasa de congestión tiene que ver con la capacidad de reacción de cada juzgado, pero también con el trabajo acumulado, pues se calcula dividiendo los casos totales (los que entran más los pendientes de otros años) entre los resueltos; cuanto más se acerca a uno el resultado, menos saturación. Los partidos más congestionados en lo civil en 2015 son Pozuelo de Alarcón (1,88) y Arganda del Rey (1,74); los menos, Torrejón de Ardoz (1,43) y Alcalá de Henares (1,40).

Un punto de inflexión clave, a partir del cual muchos bufetes empezaron a captar clientes, fue diciembre de 2014, cuando se hicieron públicos los informes de los inspectores del Banco de España Víctor J. Sánchez Nogueras y Antonio Busquets, convertidos en peritos del caso, en los que cuestionaron la veracidad de las cuentas de Bankia en 2010, 2011 y en la salida a Bolsa. Lo recuerda José Baltasar Plaza Frías, socio director de Bufete Rosales, pionero en las demandas contra Bankia; miles de personas reclaman el dinero que pusieron entonces en la entidad porque invirtieron basándose en informaciones inexactas.

El fin de las tasas

“El gran incremento de asuntos civiles en los juzgados de primera instancia se ha debido al aumento de las demandas por reclamaciones derivadas de productos bancarios: preferentes, cláusulas suelo, acciones de Bankia, hipotecas multidivisa, swaps, etcétera”, explica un portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Desde el Colegio de Abogados de la capital añaden otra razón: el fin de las tasas que entre 2013 y marzo de 2015 tuvieron que pagar los particulares para presentar una demanda.

Entre todas esas explicaciones, Bankia es el principal elemento diferencial de Madrid con el resto de las comunidades, donde, aunque en menor medida, también los litigios civiles han crecido en un proceso que se inició todavía antes: aumentaron de media en España un 10,5% en 2014 y un 6,9% en 2015. Plaza Frías, de Bufete Rosales, que insiste en el efecto Bankia en Madrid, explica que la mitad de las 15.000 demandas que su despacho ha puesto por productos bancarios en los tres últimos años se presentaron en 2015. Por su parte, una portavoz del bufete Arriaga Asociados explica que presentaron en 2015 casi cinco veces más demandas que en 2014.

La tendencia continúa

“El trabajo de los juzgados de Madrid, a pesar de todo, ha sido formidable”, asegura Plaza Frías. De hecho, en la mayoría de los casos han conseguido aumentar el número de litigios resueltos a lo largo de un año: la media ha sido un 9,5% más, ha subido de 255.232 a 279.496 (siempre hablando de la jurisdicción civil). Sin embargo, no ha sido suficiente: 2014 acabó con 140.000 casos pendientes y 2015 terminó con 168.000, un 19% más.

Y la tendencia al alza continua, según funcionarios judiciales de diversos puntos de la periferia de Madrid, que se quejan además de que ahora coincide con algunos cambios en la Ley de Enjuiciamiento Civil y con la complicada adaptación al nuevo sistema de comunicaciones digitales en la justicia.

77.000 demandas en España

Bankia salió a Bolsa en julio de 2011. Con una Oferta Pública de Suscripción de Acciones (OPS) y tras presentarse a sí misma como perfectamente saneada, captó inversiones por más de 3.000 millones de euros. Pero solo unos meses después comunicó unas pérdidas de 2.979 millones de euros y pidió ayuda al Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB). Desde entonces, una sucesión de investigaciones judiciales fueron dejando cada vez más claro que la entidad, presidida entonces por Rodrigo Rato, no dijo la verdad al salir a Bolsa. Miles de personas que compraron a 3,75 euros unas acciones que bajaron pronto a 0,01 euros se sintieron estafadas. Así, desde 2014, Bankia ha acumulado en su contra 77.000 demandas repartidas por toda España, la mitad en Madrid, según fuentes del sector.

Después de perder casi todos los juicios, Bankia ofreció en febrero devolver a los pequeños ahorradores el dinero inicial invertido, más un 1% de intereses (lo que le ahorraría unos 400 millones en gastos judiciales). Y hace 10 días anunció un acuerdo con distintos bufetes para cerrar 10.000 pleitos; aparte de a los clientes, pagará las minutas de sus abogados. Esto, claro está, aligerará los juzgados de muchos casos pendientes y les ahorrará la llegada de muchos otros. Sin embargo, advierten algunos letrados, numerosos pleitos siguen adelante y otros están por llegar.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram