Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Afectados de Funnydent en Alcalá crean una plataforma

El Ayuntamiento ha cedido la Oficina Municipal de Información al Consumidor para que se puedan reunir

Más de trescientos afectados en Alcalá de Henares por el cierre imprevisto de la cadena de clínicas dentales Funnydent han constituido una plataforma para presentar una demanda conjunta. La decisión fue adoptada ayer durante la reunión convocada por los damnificados del cierre de la clínica en la localidad, y que contó con la asistencia de más quinientas personas, según ha señalado a Efe Aureliano Gómez, uno de los afectados.

“En su mayoría, se trata de gente que pagó o financió tratamientos que no habían finalizado todavía. Desde personas que, como yo, están pendientes de ponerse implantes a niños con brackets que requieren de revisiones periódicas”, ha señalado. De cara a futuras reuniones, los afectados podrán utilizar las dependencias de la Oficina Municipal de Información del Consumidor (OMIC), según informó en una nota el Ayuntamiento, que apoyó a los damnificados en la reunión con la presencia de varios representantes. En este local podrán realizar de manera gratuita todas las gestiones administrativas que requiera la situación.

“Los afectados nos han contado casos terribles", ha señalado la concejal de Salud, Diana Díaz, en referencia a la reunión celebrada, al que asistió también el alcalde de la localidad, el socialista Javier Rodríguez, y técnicos municipales. Durante la reunión también se abordaron las cuestiones jurídicas y sanitarias de los diferentes afectados, según el comunicado oficial.

La denuncia colectiva persigue en primera instancia paralizar los pagos de los usuarios a las financieras debido a que los tratamientos se han visto interrumpidos. “Aquellos que han pagado los tratamientos en metálico, deberán esperar el concurso de acreedores de la firma para intentar recuperar el dinero”, sostiene Aureliano.

El responsable de la cadena de clínicas dentales, Cristóbal López, ingresó en prisión el pasado 1 de febrero acusado de un presunto delito de estafa por el cierre inesperado de los nueve centros de la firma en España, siete en Madrid (Leganés, Móstoles, Alcorcón, Fuenlabrada, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares) y dos en Barcelona (Sabadell y Mataró).

Así lo decretó la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Navalcarneo, tras ser detenido el propietario de las clínicas por agentes de la comisaría de Móstoles del Cuerpo Nacional de Policía en su domicilio. Estuvo en dependencias policiales todo el fin de semana.

Los afectados de las clínicas se encontraron con el cierre inesperado y sin ningún tipo de aviso de todos los centros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram