El joven que grabó la agresión racista en el metro se libra de la cárcel

La jueza le condena a dos años que no cumplirá si participa en cursos formativos y paga casi 10.000 euros a la víctima

Juicio por la garesión en el metro de Barcelona.(atlas)

Jaume S., el joven que grabó con su móvil cómo un amigo suyo, menor de edad, la emprendía brutalmente a golpes, el 28 junio de 2014, contra un inmigrante de origen asiático en el metro de Barcelona admitió ayer su culpabilidad y aceptó dos años de prisión, que no cumplirá si no comete más delitos en tres años y participa en un curso sobre derechos humanos y otro de prevención de comportamiento violentos.

Otro de los requisitos para que el joven, de ideología neonazi y que no tiene antecedentes penales, evite el ingreso en prisión será que abone en plazos “razonables”, según el Ministerio Fiscal, los 4.550 euros de indemnización que tiene pendientes. El acusado ya había satisfecho a la víctima, antes de que se celebrara ayer el juicio, los primeros 5.000 euros.

El imputado se sentó ayer en el banquillo de los acusados del Juzgado Penal 1 de Barcelona. Llego a la sala de vistas con el rostro cubierto por una chaqueta, y pidió en la sala de vistas perdón públicamente ante la atenta mirada de la juez.

La acusación pública exigió ayer, si el acusado quiere evitar la entrada en prisión, que le sean decomisados todos sus perfiles en las redes sociales —sobre todo los de Twitter, Youtube y Google +— desde donde había colgado proclamas racistas y elogios a Hitler y la raza blanca. 

Además, dentro de tres años los Mossos d’Esquadra harán un informe de las actividades en Internet del acusado, Jaume S., donde se estudiará si en este plazo de tiempo ha efectuado proclamas a favor del odio y la discriminación racial. La acusación pública solicitó, en un primer momento, tres años de privación de libertad para el acusado de grabar y difundir por las redes sociales la brutal agresión. El autor de la misma, Vladislav T., era menor cuando se produjo y fue condenado a seis meses de internamiento en régimen cerrado y un año de libertad vigilada.El 28 de junio de 2014, Vladislav se acercó a la víctima mientras viajaban entre las estaciones de Sagrera y Fabra i Puig de la línea 1 del metro de Barcelona. Cuando lo tenía delante empezó a gritarle despectivamente: “Qué te pasa a ti, chino”. Acto seguido, le exigió que se fuese, mientras, según la calificación del Ministerio Fiscal, el acusado mayor de edad y su hermano se pusieron al lado para intimidarle “jactándose y riéndose de los actos vejatorios”.Desde el primer momento, el acusado grabó los hechos cuando “de forma súbita y sumamente agresiva” el menor, que es hermano de Jaume S., comenzó a golpear a la víctima de forma reiterada, propinándole puñetazos en todo el cuerpo, sobre todo en la cara. La víctima trató de defenderse como pudo, pero los golpes no cesaron hasta que usuarios del Metro intervinieron y consiguieron separarlo, con lo que los tres agresores abandonaron el lugar. Jaume S. fue el que difundió por Youtube la agresión. Horas después de la publicación los Mossos d'Esquadra identificaron al autor de la agresión y le detuvieron.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50