Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento cierra una tienda de mascotas por maltrato animal

El comercio, denunciado en 2013, vendía cachorros con infecciones y malnutrición

El Ayuntamiento cierra una tienda de mascotas por maltrato animal

Los Mossos d'Esquadra han clausurado este lunes la tienda de venta de animales Puppies, gestionada por DogCatalunyaPerros y ubicado en el barrio de Sant Gervasi, en Barcelona, por el mal estado en que se encontraban los animales. En total 83 cachorros - 68 perros y 15 gatos- han sido intervenidos durante el cierre del establecimiento y han pasado a disposición del Ayuntamiento, que se encargará de los cuidados veterinarios de los animales más enfermos y de encontrar casas de acogida para el resto. La tienda deberá cerrar durante dos años y pagar una multa de 3.363 euros además de inhabilitar a la sociedad para la tenencia de animales también durante dos años. Se trata de una actuación conjunta de técnicos del Departamento de Territorio y Sostenibilidad, del Departamento de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Barcelona y agentes del Área Central de Medio Ambiente de los Mossos.

El establecimiento, ubicado en el número 66 de la calle Sant Eusebi, fue investigado por los técnicos del Ayuntamiento en 2013 y sancionado con una multa administrativa de más de 2.500 euros después de que la organización Faada (Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales) presentara una denuncia en la Oficina de Protección de Animales de Barcelona, por las condiciones de estancia y de venta de los cachorros, muchos de los cuales desnutridos e infectados de parvovirosis, una grave enfermedad contagiosa.

Los informes posteriores de los técnicos municipales, elaborados a lo largo de este año, recogían de nuevo que los cachorros presentaban un desarrollo deficiente para su edad, mala nutrición, síntomas de haber sido confinados en espacios reducidos y, en muchos casos, infecciones graves y enfermedades contagiosas.

Como consecuencia de las actuaciones del Ayuntamiento de Barcelona, el Gobierno catalán, responsable de hacer cumplir la Ley de Protección de Animales, incoó un expediente sancionador en el que se denunciaban las inadecuadas instalaciones donde se mantenían los animales, desde el punto de vista tanto higiénico como de bienestar. Igualmente, se imputaba la empresa por vender cachorros con síntomas aparentes de patologías parasitarias infecciosas y se denunciaba que la sociedad no había tomado las medidas necesarias para que disfrutaran de la alimentación adecuada y no sufrieran daños. En cuanto a los requisitos administrativos establecidos para los núcleos zoológicos, la tienda no recogía los movimientos de los animales en el libro de registro de entradas y salidas. Por todos estos motivos, se considera que DogCatalunyaPerros ha cometido una infracción administrativa muy grave y dos graves.

Según informan fuentes del Ayuntamiento es la cuarta de tienda que se clausura por tener a los animales en condiciones insalubres. "Cada día nos llegan notificaciones, pero el proceso para investigarlo es muy largo. Intentamos llegar a todos los casos", explican desde el consistorio.