La Asamblea designará un tribunal que vele por la buena gestión pública

La oposición ha votado en bloque que no supervise transparencia de la Administración el Tribunal de la Contratación, nombrado a dedo por Cristina Cifuentes

Pleno de la Asamblea de Madrid celebrado el pasado 17 de septiembre.
Pleno de la Asamblea de Madrid celebrado el pasado 17 de septiembre.Gorka Lejarcegi

La oposición (PSOE, Podemos y Ciudadanos) ha votado en bloque en contra de que el Tribunal de Contratación Pública, con su presidente y dos vocales puestos a dedo por el Gobierno regional (PP), sume a sus competencias velar por la transparencia en sustitución del Consejo Consultivo que va a desaparecer. Las formaciones quieren que gestione la transparencia política un órgano independiente, cuyos miembros salgan elegidos por la Asamblea, que el Ejecutivo no sea juez y parte. Cada partido estudia ahora el modelo que desea.

Más información
Transparencia Internacional receta 20 medidas anticorrupción a los partidos
Historias de mundos transparentes
Aguirre considera un error cerrar el Consejo Consultivo
Los expresidentes de Madrid se quedan sin el sueldo de 5.500 euros
Los expresidentes reclaman que siga el Consejo Consultivo
Cifuentes eliminará el Consejo Consultivo forzada por Ciudadanos
El PSOE quiere un Consejo Consultivo de técnicos independientes

 Todos los grupos están de acuerdo con que el Consejo Consultivo debe de desaparecer. Y con él las remuneraciones a los expresidentes regionales Joaquín Leguina (PSOE), Alberto Ruiz-Gallardón e Ignacio González (PP), quienes cobran por reunirse una vez a la semana en el órgano —creado en 2007 por Esperanza Aguirre— 100.500 euros brutos al año, más coche oficial y asistente. Ahora cada grupo de la oposición elabora el modelo de órgano de transparencia que quieren para que controle y sancione a la Administración.

Los socialistas ya plantearon sin éxito que se cree una comisión de letrados y profesionales de la Administración “de reconocido prestigio”. “Queremos que incluya a personas que han destacado por su defensa de la Administración, para que la comisión tenga también una visión social, no solo jurídica”, sostiene José Manuel Franco, portavoz adjunto del PSOE. Los componentes deberían ser elegidos por al menos tres quintas partes de la Asamblea —para forzar el consenso— y tendría dedicación exclusiva durante seis años y el 80% de las retribuciones de un director general, unos 65.000 euros brutos al año.

“La Ley que quita el Consejo Consultivo es una chapuza. Una sucesión de parches”, dijo ayer en la comisión de presupuestos Miguel Ongil, diputado de Podemos. Su formación quiere que el órgano que sancione la transparencia “tenga el tejido jurídico de la Cámara de Cuentas, dependiente de la Asamblea. Queremos que tenga que presentar un informe anual y se le pueda llamar a consultas”. Ongil no quiere hablar de los nombramientos para “no politizar”.

La lista de espera estará en Internet

La Sanidad supone el 41% del presupuesto regional, pero desglosar sus cuentas es imposible. Se entregan con muchos meses de retraso —los últimos datos liquidados son de enero— y sin detallar. Por eso, ayer en la Comisión de Presupuestos, a propuesta del PSOE, se aprobaron enmiendas para arrojar algo de luz. La lista de espera hospitalaria se publicará mensualmente en Internet, habrá un portal estadístico del personal por categorías —las cifras de plantilla bailan— y se buscará más transparencia en los trámites administrativos del sistema sanitario.

Además, el personal de los hospitales de Fuenlabrada, Alcorcón y la Unidad Central de Radiodiagnóstico, gestionados por fundaciones, tendrán las mismas oportunidades de moverse a otro centro que los profesionales del resto de hospitales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Dolores González (Ciudadanos) cree, además, que un tribunal de contratación no tiene atribuciones para preocuparse de “elaborar un código de buen gobierno, un registro de lobbies, la publicación de las agendas del Ejecutivo...”. Su formación es partidaria de que se haga cargo de las tareas del Consejo Consultivo, al menos de forma provisional, el Consejo Nacional de Transparencia, creado en 2009. Y estudia copiar su modelo a escala regional.

En la comisión de Presupuestos, los socialistas no han conseguido, ya que solo tenía el apoyo de Podemos, que no desaparezca el Juzgado Territorial de Expropiación. “Lo forman 11 funcionarios, por lo que así no se adelgaza la Administración, y merma la capacidad de los ayuntamientos de ajustar los justiprecios”, se lamentó la diputada Reyes Maroto.

En 2014, la Comunidad fue designada por Transparencia Internacional como la región española más opaca: sin ley propia ni ventana de datos en Internet. El portal ya existe, pero no están colgados aún los contratos públicos de menos de 18.000 euros, que son sin concurso.

Sobre la firma

Elisa Silió

Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS