Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat devuelve ‘papeles de Salamanca’ a 39 particulares

Mascarell asegura que se ha retornado el 98,5% de los documentos que han viajado desde el Centro de la Memoria Histórica

Asistentes al acto del Arxiu Nacional del Centro de Memoria Histórica
Los asistentes al acto del Arxiu Nacional revisan, por primera vez, los documentos de sus familiares que fueron incautados en 1939.

Caridad del Río Hernández, nacida en Santiago de Cuba en 1898 y fallecida en Barcelona en 1975, fue una militante comunista y agente del NKVD soviético que estuvo vinculada con el partido socialista francés (SFIO), y posteriormente con el Partido Comunista Francés (PCF). Caridad también fue la madre de Ramón Mercader que asesino en 1940 al líder comunista León Trotsky, que pasó con este hecho a la historia, además de obtener la ciudadanía soviética y ser reconocido como un héroe en la Unión Soviética. Este jueves, uno de los nietos de Caridad, que reside en Francia, se desplazó hasta Sant Cugat del Vallès (Barcelona), para recibir documentos de su abuela pertenecientes a la misión de contenido propagandístico y de adquisición de armamento enviada por la Generalitat, el PSUC y el Comité de Milicias Antifascistas en México y Estados Unidos.

Dos de las personas observan con atención los documentos. ampliar foto
Dos de las personas observan con atención los documentos.

Los documentos devueltos a los nietos de Caridad forman parte de los 39 lotes a particulares, tres a empresas y una entidad, que el Departamento de Cultura ha puesto en manos de sus dueños tras permanecen más de siete décadas fuera de Cataluña al ser requisados por las tropas franquistas al acabar la guerra y ser desplazados a Salamanca donde han permanecido en el Centro de la Memoria Histórica. Todos habían sido devueltos entre 2008 y 2014 a la Generalitat aplicando la ley de restitución de noviembre 2005.

Frente a los que niegan que la Generalitat no devuelve los papeles a sus propietarios o sus herederos, el consejero de Cultura Ferran Mascarell explicó este jueves que el 98,5% de los documentos ya están en manos de sus legítimos dueños, como los que llenaron el hall del Arxiu Nacional de Catalunya (ANC) deseosos de ver los documentos relativos a sus antepasados, tíos, nietos o bisnietos. Unos papeles de los cuales seguramente habían oído hablar en su entorno familiar pero que, ahora, veían por primera vez. “La memoria es un derecho”, aseguró el consejero de Cultura Ferran Mascarell que ha cuestionado por qué ha costado tanto entregar estos documentos. Para él no hay duda de que “las personas que administran el Estado lo usan como una herramienta a su servicio y no al servicio de la gente".

La localización de los herederos se ha conseguido en muchas ocasiones tras publicar el ANC en medios impresos y colgando en su página web un listado con 205 personas. En caso de no aparecer la propia ley de restitución establece que los documentos deberían seguir (y por lo tanto volver) al Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, algo que reclaman los opositores a la restitución.

La lista de los propietarios, facilitada por el departamento de cultura está llena de nombres; todos con historia propia. Como Miquel Serra Pàmies fallecido en 1969, exiliado en México tras militar en la Unión Socialista de Cataluña (USC) y del PSUC y ser nombrado en 1937 por Lluís Companys consejero de Abastos de la Generalidad de Cataluña, primero, y luego de Obras Públicas. Serra está considerado como uno de los artífices de evitar más daños sobre la ciudad de Barcelona durante la retirada republicana. También, Miguel Ceniza y Terrassa, militante de Acció Catalana Republicana y funcionario del Departamento de Presidencia de la Generalitat, que acabó sus días exiliado en Francia. Entre la documentación destacan también escrituras de herencias, inventarios de bienes, donaciones o censos o de tres empresas colectivizadas, como los grandes almacenes Can Vilardell, la fábrica de hilados Estapé, Canut y Gracia o la fábrica de cubiertos Metales y Platería Ribera situada en Poblenou de Barcelona.

Documentación pendiente

Los fondos documentales que todavía no ha devuelto el Ministerio de Cultura, según la Generalitat son:

1. Documentación generada por la Generalidad de Cataluña y por los organismos o instituciones que dependían (unas 10.000 imágenes) que incluyen documentos en materia de orden público generada después de mayo de 1937, papeles del Ejército catalán, antes de la unificación con el Ejército de la República en marzo de 1937, documentos de la Junta Electoral de Barcelona y de la Administración de Justicia. 

2. Documentación de productores privados identificados y aprobados por la Comisión Mixta, que el Ministerio ha retenido en la última entrega de diciembre de 2014, porque presupone que no tendrán herederos que soliciten la restitución: las logias masónicas, entidades desaparecidas, como el Socorro Rojo Internacional de Cataluña y la Solidaridad Internacional Antifascista (fondo que ya fueron objeto de una primera entrega por parte del Ministerio en 2011 y que están en proceso de restitución a sus titulares), el Centro Israelí «Agudad Ahim» de Barcelona y los documentos de los particulares sin herederos supuestamente.

3. Documentación municipal correspondiente a incautaciones llevadas a cabo en 43 ayuntamientos de Cataluña, no incluida en los supuestos de la Ley 21/2005 de retorno (unas 7.000 imágenes) y que se ha reclamado con posterioridad.

4. Documentación incautada que se encuentra dentro de la agrupación documental llamada "Causa General" (pendiente de cuantificación).

Más información