Las Cortes Valencianas piden que se despenalice la muerte asistida

Aprobada una resolución que reclama del Gobierno una ley consensuada que regule la eutanasia y el suicidio asistido

La diputada de Podemos, Fabiola Meco, con otros parlamentarios de su grupo, Compromís y el PSPV.
La diputada de Podemos, Fabiola Meco, con otros parlamentarios de su grupo, Compromís y el PSPV.KAI FÖRSTERLING (EFE)

El Parlamento valenciano se ha pronunciado hoy a favor de que se despenalice la muerte asistida y de que el Gobierno regule mediante ley "la eutanasia y el suicidio asistido para reconocer el derecho a la libre disposición de la propia vida y de la dignidad en el proceso de morir".

La iniciativa, impulsada por Podemos y apoyada por el PSPV-PSOE y Compromís (Ciudadanos se ha abstenido y el PP ha votado en contra), pide al Gobierno "la reforma del artículo 143.4 del Código Penal de forma que quede exento de pena quien, mediante actos necesarios o de cooperación activa, facilite la muerte digna y sin dolor a una persona que lo solicita de forma expresa, libre e inequívoca, en caso de enfermedad grave o padecimientos permanentes e insoportables".

La propuesta de resolución pide también al Ejecutivo valenciano que elabore un proyecto de ley de muerte digna y que potencie los cuidados paliativos, incluyendo la puesta en marcha de un programa específico para la infancia y la adolescencia, y que se difunda el derecho al testamento vital.

La diputada de Podemos Fabiola Meco ha asegurado que la propuesta aprobada "se acoge a los postulados constitucionales". "No es un planteamiento radical", ha dicho Meco, "lo que hay es voluntad política de avanzar. La comunidad sanitaria necesita que demos un paso más".

La portavoz popular María José Català ha acusado a Podemos de buscar la polémica por motivos electorales. "No hay ninguna condena por el artículo 143.4 del Código Penal", ha proseguido, "ustedes están hablando de despenalizar la eutanasia". Català ha advertido de que se trata de un tema muy delicado y que frente a los casos de Ramón Sampedro (que inspiró la película Mar adentro de Alejandro Amenábar) o la niña Andrea del Hospital Universitario de Santiago hay otros como los de Martin Pistorius, que se despertó tras varios años en coma y que ha publicado su historia en Cuando era invisible.

Ciudadanos, a través del diputado Juan Córdoba, ha indicado que su partido está "por reducir el dolor aunque acorte la vida", aunque ha justificado la abstención porque la eutanasia y el suicidio asistido son términos que exceden, en su opinión, lo aceptable para la formación que dirige Albert Rivera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Isaura Navarro de Compromís ha defendido la necesidad de que un Estado aconfesional reconozca "el derecho de las personas a no vivir contra su voluntad" y que no se produzcan situaciones como las de Ramón Sampedro y Andrea o campañas como la lanzada por la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre contra el doctor Luis Montes.

Por su parte, el socialista Ignacio Subías ha recalcado que la consejera de Sanidad, Carmen Montón, ya había anunciado su intención de presentar un proyecto de ley de muerte digna que tomará como ejemplo la ley andaluza para evitar el sufrimiento de las personas que están en un proceso terminal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS