Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau crea una oficina de asuntos internos y un buzón anticorrupción

El departamento se apoyará en 55 "agentes de transparencia", funcionarios de las áreas, distritos y empresas municipales

Ada Colau en el acto de Barcelona en Comu
Ada Colau en el acto de Barcelona en Comu, estación del norte. EL PAÍS

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se comprometió a "levantar alfombras" en el Ayuntamiento durante su discurso de toma de posesión del cargo. Cinco meses después, el teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía y Transparencia, Jaume Asens, ha anunciado este martes la creación de una Oficina de Transparencia para luchar contra las malas prácticas y la corrupción que pueda producirse entre los trabajadores o cargos electos del consistorio y sus empresas.

Una suerte de oficina de asuntos internos, cuyos profesionales serán funcionarios que ya trabajan en la institución y acrediten "conocimientos en materia jurídica e informativa y tengan un currículum impecable", en palabras de Asens. El responsable de la Oficina será el Gerente Municipal de Recursos, Joan Llinares, que ha defendido que se trata de "complementar y profundizar la estructura existente".

La oficina tendrá tres áreas: de control de gestión, de análisis y de transparencia. Y una de sus herramientas será un Buzón Ético de denuncias sobre malas prácticas, que podrán proceder tanto de la propia administración como de la ciudadanía, que podrán alertar de malas prácticas de forma anónima. Además, la Oficina se apoyará en la información que proporcionen 55 funcionarios de las áreas, distritos y empresas y que han sido designados "agentes de transparencia". Tanto Asens como Llinares han admitido que ya existen canales de alerta, como la figura de la Síndica de Greuges, pero han señalado que la oficina crea "una estructura para analizar lo que detectan".

"Queremos ser vanguardia, punta de lanza en las buenas prácticas contra la corrupción, nos comprometimos en el programa a acabar con las zonas oscuras, las puertas giratorias que conectan despachos oficiales con grandes empresas, levantar alfombras, limitar sueldos y mandatos", ha defendido Asens, que ha apuntado: "No queremos proyectar ninguna sombra sobre esta administración sino fortalecer su prestigio". "La corrupción afecta más a las instituciones que no están preparadas y la transparencia es un antídoto para dificultar que arraigue en las prácticas de funcionarios y cargos públicos", ha dicho el teniente de alcalde, que como ejemplo ha expuesto: "Se trata de que si tengo algún comportamiento irregular, mi secretaria me pueda denunciar".

La oficina tendrá también un Consejo Asesor para la Transparencia. 12 personas entre las que figurarán técnicos y miembros de la sociedad civil "que han tenido un papel destacado en la lucha contra las malas prácticas y la corrupción". Entre ellos figurarán Simona Levi y Sergio Salgado, activistas de iniciativas como XNet o la querella contra Rodrigo Rato; el exdiputado David Fernández, que presidió la comisión parlamentaria sobre el fraude, la evasión fiscal y la corrupción; Enric Pons, de la Plataforma ciudadana que promueve auditorías de la deuda, y Miguel Ángel Mayo, del sindicato de técnicos de Hacienda Ghesta.

Como responsable de la oficina, Llinares ha explicado que los 55 agentes ya están colaborando, y que se está ultimando la fase de elección de los responsables de las áreas, unos puestos que han despertado un interés "notable" entre los funcionarios del Ayuntamiento, ha dicho. La Oficina, ha explicado Llinares, cuenta con los servicios jurídicos o la intervención, ya existentes, y colaborará con otras instancias como la Fiscalía o los Juzgados si hubiera indicios penales.

Más información