Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La religiosa Mª Victòria Molins recibe el premio internacional Alfons Comín

La fundación del histórico político del PSUC destaca su labor con personas en exclusión

Sor Maria Victòria Comins, en una imagen de archivo en 2009.
Sor Maria Victòria Comins, en una imagen de archivo en 2009.

La religiosa Maria Victòria Molins recibió este martes en el Ayuntamiento de Barcelona el premio internacional Alfons Comín. La alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, destacó la labor de la religiosa que obtuvo el premio “por una vida dedicada a estar al lado de las personas que viven en la calle, acompañándolas y queriéndolas”, según la fundación que lleva el nombre del histórico político del PSUC.

“Son valores que hoy más que nunca hace falta tener presente. Delante de la situación de guerra en la que estamos, el único camino es la paz”, dijo la alcaldesa en referencia a los atentados de Francia.

El Saló de Cent del Consistorio estaba repleto de compañeras de Molins y miembros de entidades sociales de la ciudad. “Vicky”, tal y como Salvador Busquets, director de Cáritas en la ciudad y encargado de dar el discurso de presentación la llamaba, reconoció que su capacidad comunicativa le ha concedido la notoriedad que muchos otros activistas sociales no tienen. “Solo al acercarnos a la pobreza se entiende el evangelio en toda su verdad”, dijo la galardonada, que se ha criticado en varias ocasiones a las élites eclesiásticas y ha reivindicado más presencia de mujeres en la Iglesia.

Molins hizo un repaso a su trayectoria de acompañamiento a personas en exclusión social, sobre todo en Nicaragua durante los años posteriores a la revolución sandinista y en el barrio del Raval durante las últimas décadas. La religiosa hizo un llamamiento público contra los recortes en políticas sociales en su despedida. Colau recogió el guante y respondió con un propósito: “Tu obra es un ejemplo de la ciudad que queremos. Una ciudad que no deje a nadie atrás”.