Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junts pel Sí rechaza una votación secreta en el pleno

PSC y PP piden el sistema de “llamada nominal” para las posibles acciones penales

Carme Forcadell, presidenta del Parlament, con la Junta de Portavoces
Carme Forcadell, presidenta del Parlament, con la Junta de Portavoces.

Los diputados del Parlament votarán “sin esconderse” en el pleno donde se debatirá la resolución independentista. Después de la primera reunión de la Junta de Portavoces con todos los grupos constitudos se ha constatado las dificultades que habrá para llegar a acuerdos en la legislatura. Los grupos han tardado una hora en elegir cómo se desarrollarán los acontecimientos la próxima semana.

Pere Aragonès, portavoz adjunto de Junts pel Sí, ha asegurado que “darán la cara” porque tienen a dos millones de electores detrás. El grupo no pedirá la votación secreta pero ha manifestado su intención de utilizar un sistema que no dilate de forma excesiva el pleno, ya que se pueden producir votaciones separadas en algunos puntos. “Sospechamos que quienes han pedido el voto nominal lo hacen con la intención de atribuir responsabilidades penales a los diputados que voten sí a la resolución”, ha explicado. Aragonès ha insistido en que si la votación finalmente es secreta, para agilizar la sesión, no tendrán problema en entregar una lista con las votaciones de sus diputados al grupo que lo desee. Junts pel Sí dividirá la votación de su declaración con la esperanza de que Catalunya Sí que es Pot muestre su apoyo en aquellos puntos que, según Aragonès, también coinciden con su programa electoral.

El PP catalán y el PSC han coincidido en su petición de que la votación sea pública para conocer quién vota qué exactamente. Los populares no han concretado qué tipo de acciones legales emprenderían contra los diputados independentistas pero el portavoz del grupo, Enric Millo, ha advertido de que la reforma del Código Penal les permite aplicar “consecuencias graves”. Millo ha amenazado con que la “euforia” de los secesionistas no durará más allá del viernes. “La democracia es más sólida que la fantasía de los independentistas”, ha zanjado. Por su parte, Eva Granados, portavoz de los socialistas ha avanzado que si se aprueba la resolución de desconexión con España la suspensión llegará “en cuestión de horas” y dejará a Cataluña en “una situación de parálisis que no atiende la situación de emergencia social”. “Será el mayor error político que cometería Cataluña desde que tenemos las instituciones de autogobierno”, ha dicho.

Ciudadanos ha dejado abierta la posibilidad de no votar la declaración de inicio del proceso. Su portavoz, Carlos Carrizosa, ha asegurado que asistirán al pleno y que, en cualquier caso, demostrarán su rechazo la propuesta. C’s no ha presentado ninguna enmienda a la totalidad, como sí lo ha hecho el PP que argumentará su propuesta tras los independentistas y Catalunya Sí que es Pot.

El grupo de Catalunya Sí que es Pot, pese a que el lunes se debatirá también su resolución, ha declinado comparecer tras la reunión en el Parlament. La Candidatura d’Unitat Popular tampoco ha hecho declaraciones. Ambos grupos han presentado enmiendas a las propuestas de resolución del contrario.

Más información