Rivera compara el fin de la legislatura con una segunda transición en España

Ciudadanos dice que comparte con Rajoy el diagnóstico de cómo encontró el país

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, en la sede de su partido en Barcelona.
El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, en la sede de su partido en Barcelona.A. GARCÍA (EFE)

"El bipartidismo es un estilo de vida que se ha acabado". Esta es la tesis sobre el sistema político español de los últimos 35 años de Albert Rivera, presidente de Ciudadanos. El líder del partido ha hecho este lunes una valoración del fin de la legislatura, después de la convocatoria oficial de las elecciones del 20-D, en la que ha dibujado un escenario de cambio de etapa. El auge que las encuestas otorgan a su formación es la excusa para que el líder de Ciudadanos se vea como promotor de una "segunda transición, en la que el protagonismo pase de los partidos a la sociedad civil", ha explicado. Rivera ha admitido que comparte con Rajoy el diagnóstico de la situación en la que el PP se encontró España después de los Gobiernos socialistas: "en coma y con las cuentas descuadradas".

Más información
Rajoy se niega a hablar de pactos y lanza un aviso a los planes de Mas
Pedro Sánchez: “Ganaremos a las dos derechas, la de Rajoy y la de Rivera”
Iglesias: “Jamás apoyaremos a un Gobierno de Mas o con Convergència”

La coincidencia con los populares le ha durado poco. Tres frases más adelante, Rivera ha explicado en una rueda de prensa que esta posición no le exime de estar en contra de Rajoy en lo demás. “En lo que no coincidimos es en las soluciones que se han dado, porque lo que se ha hecho es contabilidad. En definitiva, sólo se han hecho recortes, pero no reformas”, ha añadido. Las citadas reformas necesarias son las que propone su partido, según su teoría.

La estrategia para explicar el actual escenario ha sido calificar de "vieja izquierda" al PSOE y "vieja derecha" al PP. A los primeros les ha atribuido ofrecer "recetas inútiles" y a los segundos les ha recordado sus casos de corrupción. Para continuar con su aspiración confesada de llegar a ser considerado el nuevo Adolfo Suárez, se ha remontado a 1979 y ha asegurado que "por primera vez un partido de centro puede ganar al PP y el PSOE".  Aún así, Rivera es consciente de que, aunque repita que sale "a ganar", necesitará pactar si quiere promover las reformas que su partido quiere para llevar a cabo. Sobre Podemos, Rivera continúa con su estrategia de considerarle fuera de la posibilidad del Gobierno y ha justificado que el próximo Ejecutivo de España se decidirá entre tres partidos, “porque así lo demuestran los indicios que hay”, ha añadido tras citar las últimas encuestas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS