Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subida de las temperaturas reduce la cosecha de cítricos un 22%

Agricultura anuncia que habrá una nueva multa de la UE superior a los seis millones de euros

Un agricultor recolecta naranjas en un campo en la comarca de La Plana Baixa de Castellón.
Un agricultor recolecta naranjas en un campo en la comarca de La Plana Baixa de Castellón.

Las altas temperaturas, inusualmente elevadas especialmente en mayo, reducirán la cosecha valenciana de cítricos hasta un 22,3% en la campaña 2015-2016, hasta los tres millones de toneladas. Los cítricos representaron el 8% de todas las exportaciones de la comunidad autónoma en 2014, lo que se tradujo en ventas por importe de casi 2.000 millones de euros. La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha informado además este jueves de que la superficie destinada esta producción se ha reducido en el último año un 2%.

La consejera Elena Cebrián ha anunciado también que la Generalitat recibirá en breve una nueva multa de la Comisión Europea por la deficiente gestión de las ayudas agrícolas por parte de los anteriores Gobiernos valencianos. Y que la cuantía de la sanción será "superior" a la impuesta esta semana, que ha ascendido a seis millones de euros.

La consejera, que no ha descartado que pueda haber más, ha achacado las sanciones a la falta de supervisión derivada de la falta de personal de su departamento que se ha visto "descapitalizado" en los últimos años, según ha dicho. "Esta es la razón fundamental de esta multa y de otras que vamos  a recibir que corresponden al periodo 2007-2011", ha afirmado, para recordar que Bruselas aún no ha empezado a revisar el periodo 2011-2014.

La consejera Elena Cebrián ha recuperado la presentación de las previsiones del llamado aforo citrícola que dejó de celebrarse en 2007, en la etapa del expresidente de la Generalitat Francisco Camps. Cebrián ha explicado que el descenso de la cosecha se debe a las altas temperaturas registradas en la Comunidad Valenciana entre mayo y julio.La consejera ha destacado que el 14 de mayo, un día en que los termómetros alcanzaron 44 grados en la ciudad de Valencia, la ola de calor provocó "la caída de abundante fruto, de reducidas dimensiones en esos momentos, sobre todo de las variedades más tempranas".

El impacto económico de la menor recolección está por determinar porque influirán también los precios. Aunque la cosecha será menor, el calibre ha mejorado gracias a las lluvias de este mes, ha indicado la consejera. La caída prevista se producirá en comparación con la campaña anterior, en la que los rendimientos fueron altos y se registró la mayor cifra de exportaciones de la historia en la comunidad autónoma y España.

La producción de naranjas se prevé que sea un 20,3% inferior; la de mandarinas, un 23,3%, y la de limones, un 28,5%. La superficie citrícola ha disminuido un 2% hasta las 162.000 hectáreas debido a la sustitución de los cítricos por cultivos como el del caqui y por el abandono de explotaciones.

La Unió de Llauradors ha manifestado que la reducción de la cosecha "debería servir para que los precios en campo aumenten en relación a la pasada campaña". A lo mismo debería contribuir, según el sindicato agrario, la recuperación de la información sobre el mercado proporcionada por el Consell. "Su ausencia ha perjudicado principalmente al agricultor y le ha hurtado de un instrumento útil para conocer la producción existente y tomar las decisiones más adecuadas a la hora de vender su cosecha", ha indicado La Unió.

La Consejería de Agricultura ha considerado también que la información sobre las previsiones de producción con detalle provincial y varietal tiene como objetivo "intensificar la transparencia para los operadores del mercado". Los datos, han añadido, están "ajustados a un balance nacional armonizado junto al Ministerio de Agricultura" y las principales regiones productoras de cítricos".

A la presentación de los datos han asistido los principales actores del sector citrículo, como AVA, La Unió, COAG, UPA, Alimpo-Aizce, el Comité de Gestión de Cítricos y la Federación de Cooperativas.