Maroto se casará finalmente en su despacho en un acto “íntimo”

El exalcalde de Vitoria varía sus planes de boda ante el revuelo que ha suscitado la ceremonia a la que está previsto que acuda Rajoy

Javier Maroto, vicesecretario general del PP, en la comparecencia ante los medios en el Ayuntamiento de Vitoria.
Javier Maroto, vicesecretario general del PP, en la comparecencia ante los medios en el Ayuntamiento de Vitoria.l. rico

El vicesecretario general del PP y exalcalde de Vitoria, Javier Maroto, ha anunciado esta mañana que contraerá matrimonio con su Josema Rodríguez, su pareja desde hace 19 años, en un acto "privado" en el despacho municipal de su partido en el Ayuntamiento de Vitoria, y no en el salón de ceremonias del Consistorio, como inicialmente había previsto.

Maroto ha tenido que variar los planes de su boda ante el revuelo que ha generado esta ceremonia, a la que tiene prevista su asistencia el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Su idea inicial era reunir a unos 275 invitados en uno de los salones nobles del Ayuntamiento de la capital alavesa. Sin embargo, ha decidido cambiar el lugar por la enorme expectación que está generando la boda y las quejas que ha planteado Podemos, que criticó la decisión de Maroto de casarse un viernes, fuera de los días establecidos para este tipo de eventos, y le exigió que corriera con los gastos de la boda civil.

El exalcalde ha anunciado que renuncia a casarse en el salón de bodas municipal y que lo hará en su despacho en un acto "privado" cuya hora aún no ha sido dada a conocer. "Será a lo largo del día de mañana en compañía de mis amigos y familiares", ha dicho el dirigente popular. El cambio se debe, según ha explicado, a que no quiere "entorpecer el trabajo de los funcionarios" y no causar molestias en el edificio municipal.

La boda de Maroto con Josema Rodríguez ha suscitado voces encontradas en el seno del PP. Un sector del partido ha expresado su disconformidad con la asistencia de Rajoy al enlace porque su presencia podría interpretarse como una incoherencia con la posición que ha mantenido el PP al recurrir ante el Tribunal Constitucional la ley que permite el matrimonio homosexual.

Maroto ha asegurado que siente el respaldo de su partido y espera que su boda se entienda como un hecho de "absoluta normalización". Para Maroto, el recurso que el PP presentó en 2005 ante el Constitucional "ya no es el debate de hoy" y ha asegurado que la sociedad española está "preparada para entender estas cuestiones".

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS