Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Red Anti-rumores

¿Es xenófobo?

Andalucía impulsa una red de agentes anti-rumores que desmonta infundios

Una polaca, un marroquí y dos colombianos en un campo de fresa de Palos (Huelva). Ampliar foto
Una polaca, un marroquí y dos colombianos en un campo de fresa de Palos (Huelva).

Queda fatal definirse como una persona xenófoba, es de otro siglo ser racista. Pero... ¿depende? ¿Qué grado de tolerancia se tiene respecto a las personas extranjeras y cuando se empieza a creer en los prejuicios? La psicología responde que varía según la cercanía de la situación, de lo que afecte, de lo que suponga. "Afortunadamente el ser humano ha evolucionado a querer ser lo más políticamente correcto, pero solo mientras se pueda. Las posiciones pueden cambiar en el momento en el que se ven amenazados o perjudicados por la persona extranjera, ahí es cuando salta la asunción del rumor como creencia", describe Manuel Martínez, catedrático de Psicología Social de la Universidad de Sevilla y redactor del Manual de ayuda para deconstruir rumores que forma parte la red Anti-rumores que la Consejería de Justicia de Andalucía ha lanzado para desmontar, evitar, rebatir y erradicar los prejuicios vertidos contra la población migrante.

Los rumores son frases fáciles de decir, pero difíciles de demostrar y experimentar, en cambio, pueden derivar en actitudes desvirtuadas o desproporcionadas. Albert Einstein mencionó: “Triste época la nuestra. Es más fácil desintegrar un átomo que superar un prejuicio". "Los 'moros' traen problemas porque son terroristas, las mujeres que tienen una relación con un hombre nacional lo hacen por interés, los inmigrantes quitan el trabajo, son delicuentes, no se integran, no se adaptan, abusan de los servicios sociales"... son algunos de los estereotipos recogidos por la red como destacados contra esta población.

Los escenarios son fáciles de visualizar. En un ejercicio de imaginación solo hay que intentar sentir muy de cerca a un familiar casándose con una persona subsahariana, a un latinoamericano optando al mismo puesto de trabajo, a un marroquí que ha llegado antes a urgencias, a un asiático abriendo un negocio que hace la competencia... "Se ve claro en la película Adivina quién viene esta noche, el que no es racista de verdad, solo tendrá un momento de autocrítica y lo aceptará con naturalidad, pero el que lo es, buscará justificaciones para mantener la actitud prejuiciosa",  ilustra Martínez. 

La tarea de la red Anti-rumores, que incluye a miembros de cerca de 40 organizaciones entre asociaciones sociales y culturales, ONG, sindicatos, fundaciones, expertos y voluntarios, será dotar de argumentos sólidos y objetivos los datos definitivos para eliminar infundios. Algunos ejemplos de su trabajo de prueba se leen en la Guía para deconstruir rumores, trabajada por profesores y miembros de la red para que sirva de modelo de cómo rebatir supuestos infundados en la sociedad y que será la línea a seguir. Como muestra se aclaran los siguientes supuestos: "Han cogido a una banda de rumanos albano-kosovares. Eso es absurdo. O son rumanos o albano-kosovares. Es como si dices: han cogido a una banda de españoles colombianos" o también; "Las polacas que vinieron a recoger fresas se han quedado con los hombres de Lepe. ¡Qué exageración! Es verdad que hay unas decenas de parejas mixtas con mujeres del Este. De varios miles de mujeres que han estado viniendo en los últimos años, se han formado varias parejas ¿qué tiene eso de extraño?", se lee en la guía.

Además se habilitará una plataforma de participación ciudadana para buscar focos de discriminación, compartir experiencias y proponer buenas prácticas de relación en la comunidad, que en Andalucía es de casi 700.000 personas. De momento, se ha lanzado un cuestionario de diagnóstico de rumores en Internet para detectar la impresión que los andaluces tienen de los inmigrantes en la comunidad. Entre otras preguntas se plantea... "¿Tienes conocimiento de actos de racismo o xenofobia en la comunidad andaluza? o ¿Podrías compartir algún rumor que hayas escuchado en relación a las personas inmigrantes y decir si estás de acuerdo con él?". 

La primera fase del proyecto, que comenzó el pasado marzo, consistió en poner en contacto a especialistas, profesionales, profesores y expertos vinculados con cuestiones migratorias en Andalucía o que están relacionados con personas migrantes por su profesión. Y han comenzado a trabajar observando también iniciativas similares a las de Barcelona, País Vasco u otras regiones europeas. "Se han catalogado cuatro tipos de agentes anti-rumores, que es como se les llama a las personas que están formadas para tener argumentos que den respuesta a los prejuicios. De momento están los mediadores, los comunicadores, los miembros de las organizaciones y los expertos", detalla José Castillo, director de Xul, entidad que gestiona el proyecto. "Con la información que se genere, cualquier persona podrá rebatir los rumores y convertirse en agente anti-rumores. Hay grandes posibilidades de cambio", añade Castillo. Mediante seminarios, acciones, campañas, audiovisuales, encuestas, una guía y un manual, la información se va difundiendo paulatinamente entre la sociedad.

"Es una estrategia basada en crear agentes antibulos, que identifiquen malentendidos o declaraciones interesadas que afecten de forma negativa a la población migrante que vive en Andalucía, máxime en este periodo socioeconómico", detalla Javier Vargas, director general de Políticas Migratorias de la Junta. "Tenemos que evitar situaciones de ruptura de cohesión social y desmontar objetivamente la red de infundios que se dan en la sociedad", añade Vargas, que como ejemplo apunta a que apenas un 0,6% del gasto sanitario andaluz se invierte en la población inmigrante.

Uno de los objetivos es conseguir una fuerte presencia en Internet, desde donde se trabajará para denunciar el contenido xenófobo o discriminatorio, informarse y potenciar la empatía hacia la población inmigrante. A través de los perfiles de Facebook y Twitter se podrá participar en generar contenido relacionado con esta cuestión, que forma parte de la línea de trabajo del III Plan Integral para la Inmigración de Andalucía Horizonte 2016, que contará el próximo año con una dotación inicial de 1.257 millones de euros de fondos europeos y andaluces.

La red será previsiblemente una plataforma para erradicar rumores, pero Martínez propone además para disminuir esta amenaza, crear condiciones para que se de un contacto positivo entre los migrantes y los "autóctonos". Acercarnos entre todos. "Hay que proveer información precisa sobre las personas migradas y los efectos positivos de las migraciones en la comunidad. Si logramos una relación de interdependencia entre personas autóctonas y alóctonas, frenaremos los rumores falsos, disminuirán los prejuicios y mejorarán las relaciones intergrupales", se lee en el manual. El conocimiento rompe los miedos.

Más información