Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La investigación de la Guardia Civil sobre CDC enturbia la campaña

Atlas

La Guardia Civil ha desplegado este viernes por la mañana una operación que investiga el pago de comisiones ilegales del 3% de la constructora Teyco, propiedad de la familia Sumarroca, a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido del presidente de la Generalitat Artur Mas. Agentes del cuerpo de Tarragona, Barcelona y Madrid han entrado minutos después de la una de la tarde en la sede de CDC para registrar el despacho del tesorero del partido y de su fundación, Andreu Viloca. Este movimiento sigue al registro en la sede de la Fundación Catalanista y Demòcrata (CatDem), que ha durado seis horas y media, vinculada al partido, así como cuatro ayuntamientos catalanes que, presuntamente, adjudicaron obras y servicios a cambio de comisiones. 

La Fiscalía Anticorrupción ha reunido indicios sólidos sobre el pago de comisiones en Cataluña 10 años después de que el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall acusara públicamente a CiU de tener “un problema con el 3%”, en alusión a las mordidas. Hace un mes, los investigadores hallaron pruebas documentales de esos pagos en el registro de la empresa Teyco de los Sumarroca, una familia ligada tradicionalmente a Convergència.

Unos papeles manuscritos de Sumarroca detallan pagos del 3%

La operación policial llega a un mes para las decisivas elecciones del 27 de septiembre, a las que Convergència acude dentro de la candidatura Junts pel Sí junto a Esquerra Republicana. El objetivo de la misma es declarar la independencia de Cataluña en un año y medio. El partido, que ha reivindicado su inocencia, asegura que la entrada de la Guardia Civil a su sede responde a una operación para "influir en la campaña electoral".

El líder del partido y presidente de la Generalitat, Artur Mas, todavía no ha dado su versión de los hechos. Está previsto que esta tarde intervenga en el primer acto de gran formato de la candidatura Junts pel Sí. Lo hará junto al líder de ERC, Oriol Junqueras y a Raül Romeva, cabeza de lista de Junts.

Los agentes registran el piso de Daniel Osácar, extesorero de CDC ya acusado en el 'caso Palau'

Para corroborar los indicios de financiación ilegal de Convergència, la Guardia Civil está practicando registros tanto en CatDem como en los ayuntamientos de Sant Cugat, Figueres, Sant Celoni y Lloret de Mar. Todos ellos estaban en manos de CiU cuando se produjeron los presuntos pagos ilícitos, según fuentes de la investigación. Los investigadores buscan los expedientes de contratos millonarios a Teyco. La mayoría de las adjudicaciones se produjeron en 2008 y 2009, aunque se alargan hasta 2011. Los pagos a CatDem se produjeron hasta el pasado año.

Los agentes también registran la vivienda particular del extesorero de CDC, Daniel Osácar. Este último ya está acusado en el caso Palau, precisamente por cobrar, para el partido, comisiones que Ferrovial abonaba a Convergència a través del Palau de la Música. El último gobierno de Jordi Pujol adjudicó a la constructora obras de gran envergadura como la línea 9 del metro o la Ciudad de la Justicia.

A primera hora de la tarde, Osàcar se ha desplazado a la sede de Convergència, junto a la comitiva judicial, para abrir un correo electrónico que el extesorero posee y que solo consulta desde el edificio del partido político, según fuentes del mismo. Osàcar trabaja como voluntario aún en Convergència, según esas mismas fuentes. 

El operativo es continuación de las investigaciones iniciadas hace dos años contra el alcalde convergente de Torredembarra (Tarragona), Daniel Masagué. Este ha sido detenido dos veces –en junio de 2014 y el pasado 23 de julio— por haber recibido un total de 1,43 millones de euros desde sociedades controladas por la familia Sumarroca. El consejero delegado de Teyco, Jordi Sumarroca, también fue detenido en julio y pasó 19 días en prisión antes de salir en libertad el 11 de agosto bajo una fianza de 600.000 euros. Está acusado de los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y contra la administración pública. Jordi Sumarroca es hijo del fundador de Convergència y empresario Carles Sumarroca Coixet, persona también muy cercana a la familia del expresidente catalán Jordi Pujol.

El Juzgado de Instrucción 1 de El Vendrell, que empezó sus pesquisas vinculando los pagos de Teyco a Masagué a la construcción de un aparcamiento en Torredembarra, ha ido ampliando el radio de sus investigaciones. El salto decisivo se produjo durante los registros realizados en la sede de Teyco el pasado 23 de julio.

En dos cajas fuertes halladas en el domicilio particular de Sumarroca y en la sede de la empresa, los agentes encontraron notas manuscritas que, según fuentes de la investigación, detallan el pago de comisiones. Los documentos constan de una serie de columnas en las que aparecen consignadas, de un lado, determinados contratos públicos y, del otro, una cantidad que, según las mismas fuentes, coincide exactamente con el 3%.

En Sant Cugat, los agentes han entrado en el Ayuntamiento pasadas las nueve de la mañana, informa Antía García. Tras permanecer en el Consitorio durante 15 minutos, los agentes se han trasladado a la empresa municipal Promusa. Esta sociedad fue la que en 2008 adjudicó al grupo Teyco una promoción de vivienda pública que los investigadores vinculan al pago de comisiones ilegales.

La relación entre constructoras, Convergència y su fundación repite lo ocurrido en el caso Palau, en el que Convergència recibió 6,6 millones de Ferrovial por la adjudicación de grandes proyectos como la Ciudad de la Justicia o la Línea 9 del metro, según el juez instructor. En esa ocasión las comisiones ascendían al 4% del coste de las obras y llegaban por tres vías al partido: el Palau de la Música, empresas interpuestas y la Fundació Trias Fargas. Tras el escándalo, esta cambió de nombre para adoptar el actual de CatDem.

Más información