Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
FINANZAS AUTONÓMICAS

El líder empresarial valenciano: “La deuda autonómica no se puede pagar”

El presidente de la patronal autonómica alaba el modelo social escandinavo

El líder de Cierval, González, a la izquierda, con el presidente Puig. Ampliar foto
El líder de Cierval, González, a la izquierda, con el presidente Puig.

"La deuda [de la Comunidad Valenciana] simplemente no la podemos pagar", ha afirmado este miércoles en su discurso de reelección como presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval) José Vicente González. El líder de la patronal valenciana ha reclamado "una quita del 50%" de la deuda, que asciende a 37.000 millones de euros y es la más alta respecto al Producto Interior Bruto entre las autonomías (37,5%). El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha apoyado su demanda.

González ha descartado que la reestructuración pueda aplicarse a deuda en manos privadas, como los bancos, y la ha centrado en lo que la Generalitat debe al Gobierno: "Más de la mitad está en manos del propio Estado, es deuda que ya computa como tal para España, bastaría con cambiarla de casilla", ha afirmado.

El empresario valenciano que admira el modelo escandinavo

A diferencia de lo que le sucedió hace cuatro años, José Vicente González ha recibido este miércoles el apoyo del presidente de la Generalitat valenciana en su reelección. Además de Ximo Puig, al acto han asistido Juan Rosell, presidente de la patronal española CEOE (de la que González es vicepresidente), los líderes de CC OO-PV y UGT-PV, entre otros invitados. González, que tuvo tiranteces con el Consell en la etapa del PP, ha mostrado sintonía con el nuevo presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig.

En su discurso, además de alabar reformas del Gobierno de Mariano Rajoy como la financiera y la laboral, González ha destacado el modelo social escandinavo, fijando como objetivo político prioritario la lucha contra la pobreza en la Comunidad Valenciana. "Los países que desarrollan una política inclusiva, además de ser obviamente más justos, son más competitivos y afrontan mejor las crisis. Véase el ejemplo de los países del norte de Europa".

González ha ofrecido al Gobierno autonómico "colaboración y lealtad desde nuestra independencia". Ha defendido la legitimidad de los Ejecutivos de coalición como el estrenado en el Consell. Y le ha reclamado "estabilidad, predictibilidad, unidad de criterio y seguridad jurídica".

El presidente de Cierval ha confirmado que solo estará en el cargo cuatro años más y que promoverá una reforma del estatuto de la patronal para limitar a dos periodos el máximo de mandatos. Ha pedido a los empresarios "estar en primera línea contra la corrupción". Y ha afirmado que después de varios "años terribles" para la economía y las propias organizaciones empresariales, a las que ha propuesto modernizar, ahora "el mar no está aún en calma pero está navegable".

El líder patronal, que llegó al cargo en 2011 y hoy ha sido revalidado por aclamación, ha afirmado que existen distintas fórmulas para ello. "Si nos dan muchos años, a un tipo de interés muy bajo y años de carencia, al final sale el equivalente a una quita de la mitad. Es pura matemática financiera. No es complicado, por eso decía que soluciones técnicas hay muchas y lo que hace falta es voluntad política para ponerse manos a la obra".

González ha recibido el respaldo del presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, presente en su reelección, que ha afirmado que existen precedentes en otros territorios: "No estamos pidiendo un trato de favor". El presidente de Cierval ha justificado la medida en la "infrafinanciación" que considera que ha sufrido el territorio por parte del Estado, y que ha estimado en 15.000 millones de euros en la última década. También ha marcado distancias con otros lugares: "Nosotros no tenemos nada que ver con Grecia", un país que apenas exporta mientras que la Comunidad Valenciana presenta superávit en ese campo, ha declarado.

Entre otros argumentos, González ha citado el informe sobre balanzas fiscales publicado este martes por el Ministerio de Hacienda, que reflejaba que la Comunidad Valenciana es una de las cuatro autonomías españolas aportantes netas a la caja del Estado, con un déficit fiscal de 1.453 millones de euros. Y es, de esas cuatro comunidades, la única que está por debajo de la media española en riqueza: "La renta per cápita de los valencianos es el 88,1% de la media nacional", ha destacado González.

Como han hecho en los últimos meses las principales organizaciones empresariales, la mayoría de partidos políticos, incluido el PP, y otros actores sociales como los sindicatos, González ha reclamado un cambio en el modelo de financiación que sitúe a la Comunidad Valenciana "al menos en la media" de lo que reciben los territorios por habitante, y más inversiones del Gobierno en los próximos Presupuestos Generales del Estado.

El líder patronal se ha preocupado de evitar malentendidos en su reivindicación: "Nos sentimos españoles sin ningún tipo de complejos". Y ha apostado por un diálogo exigente: "La infrafinanciación hay que resolverla junto al Estado y las otras comunidades autónomas. Y para ello hay que poner todos los ingresos encima de la mesa. No puede ser que el Estado diga: 'Esta parte de la tarta es mía, ustedes repártanse el resto'. De otra forma la confrontación entre comunidades autónomas está garantizada".

Más información