Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comerciantes ven la retirada de la pista de hielo como “un golpe duro”

Las entidades impulsoras de la pista de hielo de Plaza Catalunya critican la falta de diálogo

La pista de hielo de Plaza Catalunya en pleno funcionamiento.
La pista de hielo de Plaza Catalunya en pleno funcionamiento.

La decisión de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de retirar la pista de hielo de Plaza Catalunya, ha resultado "un golpe muy duro" para la principal impulsora de la iniciativa, la Fundació Comerç de Barcelona, ha asegurado su presidente Salvador Albuixech. "No ha habido ningún tipo de diálogo. Ha sido una decisión unilateral que nos ha sorprendido mucho", explica.

La Fundación, que agrupa todos los ejes comerciales de Barcelona, está tratando de encontrar "otro emplazamiento" para esta actividad, explica su presidente. Argumenta que la aportación del Ayuntamiento el pasado año fue de 24.000 euros, que procedían de tasas turísticas y que en parte se destinaron a promocionar con grandes lonas los Juegos de invierno: otro proyecto que Colau ha decidido enterrar.

La decisión también ha afectado a la Federación Catalana de Deportes de Invierno, quienes "sienten una gran pena, lástima y frustración", según su presidente, Oscar Cruz. "La pista de hielo de plaza Catalunya significaba acercar los deportes de invierno a los ciudadanos", asegura. La Federación abrirá negociaciones con el Ayuntamiento durante los próximos días, aunque tenían "algunas sospechas", aseguran que "nos enteramos de la decisión a través de la prensa local y no ha habido diálogo".

Tanto Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) como el Partido Socialista de Cataluña (PSC) han avalado la decisión de Ada Colau. Ambos partidos habían expresado varias veces en el pasado sus dudas en referencia a la iniciativa, y finalmente tras el anuncio de ayer, han apoyado la decisión de la alcaldesa.

La retirada de la pista de hielo de Plaza Catalunya, que se estrenó el invierno de 2011 con el nombre de 'BarGelona', fue anunciada ayer por Ada Colau en una entrevista en BTV. Argumentó que el modelo de la actividad era poco sostenible en términos medioambientales y que el comisionado de comercio se encontraba trabajando ya para el dispositivo de Navidad y en otras propuestas "para niños, de carácter gratuito y que sean atractivas". 

Más información